Puig se marca como meta para 2023 que el paro baje del 10% y promete no ser "blando" en financiación

Publicado 18/06/2019 12:44:48CET
GVA

VALÈNCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, se ha marcado como objetivo para los próximos cuatro años que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 10% en la Comunitat Valenciana y ha prometido "determinación absoluta" en la exigencia de una mejor financiación autonómica al presidente del Gobierno en funciones y del PSOE, Pedro Sánchez.

"Desde luego, no vamos a ser blandos en absoluto", ha prometido este martes en una nueva edición de los 'Encuentros SER' organizada por Radio Valencia en el Oceanogràfic, preguntado por sus metas hasta 2023 y por si volverá a ser necesaria una gran manifestación por el cambio de modelo de financiación, como la del 18N de 2017, si Sánchez continúa al frente del Gobierno.

Puig ha subrayado que lo único que puede garantizar es "una actitud de determinación absoluta" ante la infrafinanciación, para lo que ha instado a "continuar solidificando el pacto de las fuerzas políticas, sindicales, empresariales y de toda la sociedad". "Pero necesitamos que haya un Gobierno en España lo más pronto posible", ha recalcado, y también que el Ejecutivo "asuma una realidad: no puede continuar esta discrepancia entre españoles".

Ha recordado que Sánchez "dijo que la reforma es absolutamente necesaria" y se comprometió a que "hubiera o no cambio de modelo se buscaría una 'solución valenciana'". "No se puede ser equidistante, el PP gobernó muchos años y el PSOE lleva nueve meses. Cada uno que asuma su responsabilidad. Si hay gobierno, estará apoyado por las fuerzas progresistas valencianas; vamos a tener mucha más fuerza", ha aseverado.

Respecto a si el cambio de financiación tiene que ser un pacto entre comunidades o una decisión directa, ha recordado que exige un acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y una mayoría en el Congreso, algo que "tiene su dificultad con la composición actual" pero que cree que "se puede conseguir".

Puig ha vuelto a advertir sobre la situación de "inferioridad" de los cinco millones de valencianos por la infrafinanciación y ha recalcado que "no hay presupuestos ficticios", en referencia a la partida reivindicativa de 1.325 millones de euros que ha incluido el Consell estos años.

EMPLEO Y RENTA

En clave autonómica, como retos de legislatura, ha defendido que la economía "esté al servicio de la mejora del empleo" y ha llamado a tejer "una alianza efectiva entre los sectores económicos y los trabajadores para que el crecimiento no sea desigual". "Si hemos conseguido bajar casi diez puntos el desempleo, ahora tenemos que llegar por debajo del 10%", ha reivindicado.

También ha mostrado su intención de caminar hacia "un espacio de convergencia de las rentas", para que la de los valencianos se equipare a la media nacional, y a una mejora de la productividad que incorpore "todos los elementos de la gestión medioambiental". En definitiva, "el aterrizaje de la economía valenciana en la 'nueva economía'".

Para conseguirlo, ha destacado la petición que impulsará en Les Corts para declarar la 'emergencia climática' en la Comunitat, un "combate" que cree que corresponde a toda la sociedad, especialmente a Europa como "faro" de la lucha contra el cambio climático.

"Ahora sabemos lo que pasa y tenemos una obligación muy grande. Si no lo hacemos por nuestros hijos, ¿por quién? ¿Cómo podremos mirarnos al espejo?", ha manifestado haciendo suyas las palabras que dijo hace unos días la vicepresidenta y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra.

"MÁS Y MEJORES" FUNCIONARIOS

Paralelamente, Puig ha lamentado que la Generalitat es "la administración con menos empleados públicos por habitante en España", tras unos años de "dejación de convocatorias, el corsé de la inestabilidad presupuestaria, un problema de reposición y un envejecimiento muy elevado". Ha mostrado así su apuesta por contar con "más y mejores" funcionarios durante esta legislatura.

Otro de sus ejes económicos será la colaboración público-privada, sin "sacralizar" ninguno de los dos ámbitos y con el objetivo "irrenunciable" de que los servicios públicos lleguen a todos los ciudadanos. En materia de inversión extranjera, ha rechazado la supuesta bajada en la Comunitat como "un discurso que no tiene que ver nada con la realidad, pues ha crecido un 108%".

"¿Qué miedo hay?, se ha preguntado, y ha insistido en que "no ha habido una huida de inversores, todo lo contrario" y que la Generalitat les da seguridad jurídica. Eso sí, ha puntualizado: "Esto no quiere decir que cualquiera pueda venir y hacer lo que quiera; no se puede atropellar el interés general".

Contador