26 de mayo de 2020
 
Publicado 21/05/2020 12:00:25 +02:00CET

Save The Children alerta: una de cada 6 familias con menores en la Comunitat ha perdido el empleo de forma permanente

Ximo Puig, de niño y con mascarilla en la campaña de Save The Children
Ximo Puig, de niño y con mascarilla en la campaña de Save The Children - SAVE THE CHILDREN

La ONG pone mascarilla a unos Puig y Oltra niños en la campaña #Quenadiequedeatrás

   VALÈNCIA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   La ONG Save The Children ha alertado este jueves de que una de cada seis familias con niños menores en la Comunitat Valenciana ya ha perdido su empleo de forma permanente, según se desprende de una encuesta online realizada a familias de toda España a las que se ha preguntado por su situación económica, el cierre de colegios o su salud física y mental durante el confinamiento.

   La encuesta forma parte de la campaña que ha puesto en marcha la organización bajo el lema #Quenadiequedeatrás y en la que la ONG ha colocado mascarillas a las fotografías de dirigentes políticos como el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, o la vicepresidenta, Mónica Oltra, siendo niños, y en la que pregunta qué hubiera sucedido si su infancia hubiera estado marcada por la pandemia del coronavirus.

   De este modo, quieren pedirles "que se pongan en el lugar de la infancia y las familias en situación de pobreza, quienes peor lo están pasando en la crisis económica y social de la Covid-19", según ha explicado la ONG en un comunicado.

   Save The Children ha grabado en este contexto a diferentes niños y niñas para que puedan hacer llegar sus preocupaciones a Puig y a Oltra. En este último caso, María, de 7 años, ha preguntado a la vicepresidenta por las medidas que va a adoptar desde su departamento para ayudar a los niños y niñas "que peor lo están pasando". Con la campaña, la ONG quiere "reforzar" el compromiso político con las familias y pedir al Gobierno, Consell y todos los partidos políticos que en los planes de respuesta "haya medidas urgentes que protejan a quienes más lo necesitan".

RECORTES

   La encuesta, realizada junto a 40db, revela también que casi la mitad de las familias valencianas ha sufrido un recorte de sueldo de forma temporal, una situación que empeora cuando las familias están en una situación vulnerable.

   "La crisis económica y social del coronavirus afectará especialmente a las familias en riesgo de pobreza o exclusión social, que ya están sufriendo la pérdida de empleo y los recortes de sueldo en mayor proporción que el resto", ha advertido Rodrigo Hernández, director general de Save the Children en la Comunitat Valenciana.

   Por ello, señala que el Consell "no puede relajarse en su lucha contra la pobreza infantil, es necesario que se redoblen los esfuerzos para combatirla tras esta crisis o podremos hablar de miles de niños y niñas que se quedarán atrás".

SITUACIONES "DE TENSIÓN"

   La encuesta también indica que el 29,1% de los padres y madres en la Comunitat Valenciana ha vivido situaciones "de tensión o conflictos" con sus hijos e hijas durante el confinamiento y que casi uno de cada cuatro ha perdido los nervios en alguna ocasión, llegando a gritar o insultar al menor.

   Save the Children advierte de un posible aumento de la violencia contra la infancia durante el confinamiento y destaca que el estado emocional y psicológico de los niños y niñas también se ha visto afectado en la emergencia. De hecho, aproximadamente el 26% de los menores de la Comunitat Valenciana se siente deprimido con frecuencia o todos o casi todos los días.

   El estudio también muestra que la calidad de la vivienda está condicionada por la situación socioeconómica de las familias y que la falta de recursos se traduce en una mayor dificultad para llevar una alimentación adecuada o hacer deporte durante el confinamiento.

   La investigación de Save the Children también señala que la brecha educativa ha crecido en los últimos meses. Desde que empezó el confinamiento, la infancia en pobreza tiene mayor riesgo de suspender, repetir curso o incluso dejar su educación. "La tasa de abandono escolar prematuro había descendido antes de esta crisis sanitaria, pero si no se sigue actuando con determinación, se corre el riesgo de que muchos niños y niñas se descuelguen por completo de la educación ahora que los centros educativos permanecen cerrados", apunta Hernández.

   Según la encuesta, en una de cada cinco familias de la Comunitat Valenciana los niños y niñas tienen que compartir el ordenador que utilizan para las tareas escolares. Además, la falta de medios se presenta como el principal motivo por el que no se continúa con la actividad académica. En este sentido, una de cada diez familias encuestadas no tiene acceso a internet o no tiene buenas condiciones de conectividad, situación que se agrava si se tiene en cuenta a la infancia de hogares en pobreza.

   Para Rodrigo Hernández, "algunas de las medidas implementadas o anunciadas por parte de la Generalitat para asegurar la conectividad del alumnado vulnerable podrían ayudar a reducir la brecha digital que existe en nuestra comunidad". "Sin embargo, tenemos que seguir trabajando para llegar hasta el último niño o niña que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social", añade.

   Sobre el tiempo que pasan los menores valencianos frente a la pantalla, la ONG destaca un dato preocupante: el 20,4% de los niños y las niñas afirma que para divertirse durante el confinamiento juega de manera online con desconocidos, lo que les puede hacer más vulnerables a sufrir alguna forma de violencia online como el ciberacoso, la exposición involuntaria a material sexual o violento, o incluso grooming.

   Por último, la encuesta también revela que la falta de paridad en el reparto de tareas domésticas tales como la limpieza se mantiene durante el confinamiento, donde las mujeres llevan todo el peso del hogar. Sin embargo, en general hay mayor igualdad en el cuidado de los niños y las niñas.

MEDIDAS URGENTES

   Save the Children considera que se debe priorizar a estos hogares en la respuesta a la emergencia. Una de las medidas más urgentes para la organización es garantizar que todas las familias con hijos e hijas a cargo, incluidas aquellas de origen migrante en situación irregular, tengan los ingresos suficientes para cubrir las necesidades mínimas de crianza.

   Así, la organización pide a la Generalitat que continúe ampliando el presupuesto destinado a la Renta Valenciana de inclusión y que puedan ser compatibles con el Ingreso Mínimo Vital. También se debe asegurar que el sistema de servicios sociales cuenta con recursos suficientes para dar respuesta a las necesidades de los hogares con mayor fragilidad económica. Además, le anima a que siga teniendo en especial consideración a las familias monoparentales, en su mayoría formadas por madres solas y altamente expuestas a la pobreza.

   Además, considera que el Consell debe continuar incrementando las plazas para garantizar un acceso universal progresivo a educación infantil de 0 a 3 años, priorizando a los niños y niñas en situación de pobreza o exclusión social. Save the Children también pone el foco en la infancia migrante y refugiada, y en lo importante de incluir sus necesidades en los planes de respuesta.

Contador

Para leer más