Paul McCartney desvela viejos secretos sexuales de los Beatles

PAUL MCCARTNEY EN MADRID
J. LUIS CUESTA - Archivo
Actualizado 12/09/2018 12:47:20 CET

MADRID, 12 Sep. (EDIZIONES) -

Paul McCartney acaba de lanzar nuevo disco, Egypt Station, que está promocionando con todo tipo de entrevistas. La última de ellas, con GQ, está repleta de viejos recuerdos sexuales de la época de los Beatles, incluyendo masturbaciones grupales en la oscuridad, la pérdida de la virginidad de George Harrison o la práctica de tríos.

"Habíamos terminado en casa de John Lennon un grupo de nosotros. Y en lugar de estar simplemente borrachos y festejando, todos estábamos en aquellas sillas y las luces estaban apagadas, y alguien comenzó a masturbarse, por lo que todos lo hicimos", rememora McCartney, de 76 años.

Aún prosigue divertido el que fuera bajista de los Beatles (1960-1970) relatando que en ese grupo estaban él, Lennon y tres amigos de Lennon, todos ellos gritando nombres mientras se dedicaban al onanismo. "Era en plan '¡Brigitte Bardot!', '¡Guau!'", admite, para luego apuntar que John Lennon aullaba cosas como '¡Winston Churchill!'

"No fue para tanto. Pero eran el tipo de cosas en las que no pensabas demasiado. Era solo un grupo. Sí, es bastante obsceno cuando lo piensas", reconoce a GQ, antes de aclarar: "Hay muchas cosas de estas cuando eres un chaval que al recordar es como '¿hice yo eso?' Pero era divertido y no hería a nadie. Ni siquiera a Brigitte Bardot".

Llega McCartney también a confesar que es posible que estuvieran delante cuando el guitarrista George Harrison, el más joven de los Beatles, perdió su virginidad con 17 años.

"Estas historias se hacen legendarias y tengo que revisarlas. Sé que teníamos una cama y dos juegos de literas, así que si uno de los chicos llevaba a una chica, podían estar en la cama con una sábana por encima y realmente no notabas nada salvo un leve movimiento. No sé si fue George perdiendo su virginidad, pero podría haber sido", asegura.

Por su condición de ídolos, los Beatles tuvieron relaciones poco convencionales con no pocas mujeres. Recuerda McCartney que en una ocasión hizo un trío en Las Vegas, al tiempo que puntualiza que el sexo en grupo no es algo que le haya interesado especialmente nunca. "Yo no viví locuras así pero me lo pasé muy bien muchas veces. Eso es suficiente", destaca.

Y cuenta un episodio: "Creo que John estaba un poco más en eso. Mirando atrás, recuerdo que él conoció a alguien en un club y volvieron a la casa porque una mujer quería tener sexo con él. Eso ocurrió y John descubrió que su marido estaba mirando. Así que creo que John experimentó un poco más que yo".

Por último, afirma McCartney a GQ que tener estas experiencias íntimas compartidas fue bueno para los Beatles: "Al final, esta fue una de las fuerzas del grupo, está cercanía como compañeros de ejército. Porque estábamos todo en los mismos cuarteles. Estábamos siempre muy cerca y podíamos leernos unos a otros".