La "vieja polémica" entre la denominación de español o castellano resurge en el Congreso de la Lengua

La "vieja polémica" entre la denominación de español o castellano resurge en el
EUROPA PRESS
Publicado 30/03/2019 20:41:21CET

Álvarez de Miranda (RAE) califica el morfema 'e' como "algo que pertenece al terreno de la fantasía": "Las lenguas no evolucionan a golpe de decreto"

CÓRDOBA (ARGENTINA), 30 Mar. (del enviado especial de Europa Press, Eduardo Blanco) -

La "vieja polémica" entre la denominación de español o castellano para el idioma ha resurgido en el día de clausura del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, en una jornada en la que el académico de la RAE Pedro Álvarez de Miranda ha alertado sobre este debate "que ya parecía zanjado" y a pesar de que el director de la institución, Santiago Muñoz Machado, ha aclarado que esto "genera bastante poca preocupación" en España.

"Hay voces discrepantes sobre la denominación de nuestro idioma común, si español o castellano, y desde España vemos esto con bastante poca preocupación, porque ahí estamos acostumbrados a ambas denominaciones. Quizás los que se quejan aquí (en América Latina) de la idea de que se llame español y no castellano lo hacen por razones del supuesto imperialismo y prefieren que una pequeña región como Castilla sea la imperialista y no España como conjunto", ha ironizado Muñoz Machado en un encuentro con periodistas para hacer balance del congreso celebrado en la ciudad argentina de Córdoba.

Previamente, en un panel en el que se ha hablado de la corrección política, el poeta argentino Jorge Fondebrider había criticado ese supuesto 'imperialismo' español en la lengua, cuestionando --y recibiendo el aplauso de gran parte de los asistentes-- sobre por qué se usa la denominación de español. "¿Por qué lo llamamos español? Al decir español y no castellano se dejan fuera otras lenguas: el problema es cuando la política se filtra en el campo de la lengua", ha señalado el autor argentino, quien ha puesto como ejemplo el diccionario de español.

"Muchas de las palabras del diccionario indican argentinismos, pero nunca españolismos, como si lo que se hablara fuera de España estuviera fuera de la norma", ha lamentado, para luego cuestionar incluso la presencia del Rey Felipe VI en el acto de inauguración del Congreso, el pasado miércoles 27 de marzo. "¿Qué hace aquí el Rey de España inaugurando este congreso? ¿Preside otros congresos como el de los dentistas o el de los tintoreros? El congreso tenía que ser solo de lexicólogos o lingüistas", ha aseverado.

Álvarez de Miranda, quien ha calificado de "virulenta" la intervención de Fondebrider, ha defendido el uso "alternativo" de español y castellano --recordando que, a diferencia de la denominación de 'toscano' para el idioma italiano, la acepción de castellano ha perdurado en el tiempo-- y ha reconocido que aunque en el diccionario "sí existe la marca para españolismos", son "menos de lo que deberían" y "se está trabajando en ello". Para Muñoz Machado también "es natural que haya más americanismos" porque el diccionario se ha hecho durante muchos en España, pero desde hace 15 años "la política es adaptarlo" en colaboración con el resto de academias.

'TODES'

Otro de los debates que ha estado presente en esta jornada es el del lenguaje inclusivo. En el panel, el escritor mexicano Jorge Volpi ha puesto sobre la mesa la utilización del morfema 'e' para el genérico, algo que Álvarez de Miranda ha calificado de "fantasía". "Veremos si tiene progreso. En la historia de ninguna lengua ha aparecido por arte de magia un morfema nuevo y no conozco ningún caso así, pero no voy a seguir especulando sobre algo que pertenece al terreno de la fantasía: las lenguas no evolucionan a golpe de decreto", ha afirmado.

En esta misma línea se ha mostrado el director de la RAE, quien ha insistido en que "la manera de hablar procede del pueblo y nunca se impondrá" desde la academia. "Si hay algo lejano es esa idea de que es un poder imperativo y dicta soluciones lingüísticas. La Academia basa toda su actividad en una autoridad ganada a lo largo de tres siglos y no se trata de poder, sino de autoridad reconocida por hispanohablantes. Pero si el pueblo acoge el morfema 'e' y tiene éxito, acabará siendo incorporada al lenguaje ordinario y no habrá más remedio", ha admitido.

En cualquier caso, respecto al lenguaje inclusivo, Álvarez de Miranda se ha mostrado partidario de un informe de la RAE en 2012, en el que ya se descartaba el uso de esta fórmula. "Es la postura más sensata. Es curioso lo del lenguaje inclusivo, porque es una denominación que no comparto y preferiría hablar de lenguaje no sexista, porque inclusivo lo que le cuadra es al género masculino. Si esto se entiende, se acepta y se desdramatiza, el asunto está resuelto, pero no se desdramatiza, sino que se dramatiza bastante", ha criticado.

CATALUÑA, ¿CON 'NY' O CON 'Ñ'?

En la mesa sobre corrección política también ha habido espacio para otro asunto, el de la escritura de 'Cataluña'. Así, Álvarez de Miranda ha defendido el derecho a "no renunciar" a la escritura de Cataluña "en su forma española". "Hoy hay muchos partidarios de escribir Catalunya, pero yo no voy a renunciar a su forma española ni con esa 'ñ' de la que tanto presumimos. Si me refiero a Lérida, diré Lérida y no Lleida, del mismo modo que si me refiero a Inglaterra no voy a decir England: esto es tan evidente que hacer de esto un problema es absurdo", ha señalado durante el acto celebrado en la ciudad argentina de Córdoba.

Para el académico, "no se es más sensible" a Cataluña por querer escribirlo en su forma catalana --con 'ny'-- que en su forma española --con 'ñ'--. "Lamentablemente, la cuestión de la corrección política puede llegar a afectar a terrenos tan inocuos o inocentes como la ortografía", ha lamentado.

EL CONGRESO "DE LA LIBERTAD"

Para concluir, tanto Muñoz Machado como el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, han hecho un balance del congreso en el día de su clausura, coincidiendo ambos en la "libertad" que ha habido para abordar distintos temas y en un futuro "optimista" para el español. Para el director de la RAE, ha sido un encuentro "extraordinario, que se va a recordar también por ser el de la libertad y en el que se han planteado cuestiones sobre el inmediato futuro del idioma, como es el desarrollo de la inteligencia artificial".

"El futuro en español pinta bien. Si se hacen las cosas como parece, de manera razonable, tenemos por delante un camino compartido que seguir. Estoy muy contento porque se ha tratado de un congreso en el que se ha discutido con plena libertad", ha concluido García Montero.

Contador