La Asamblea de la RFEF aprueba por mayoría absoluta el nuevo modelo de competición de fútbol femenino

Soccer: Liga Iberdrola - Atletico de Madrid v FC Barcelona
Oscar J. Barroso / AFP7 / Europapress - Archivo
Actualizado 29/04/2019 15:33:56 CET

LAS ROZAS (MADRID), 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea General Extraordinaria de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha aprobado este lunes casi sin oposición el nuevo modelo de competición de fútbol femenino para la temporada 2019-2020, con Liga, Copa y, por primera vez, Supercopa.

Los asambleístas dieron su total apoyo con 94 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones, entre ellas el Atlético de Madrid, a la modificación de la Primera División femenina que reemplace a la actual Liga Iberdrola.

Ahora, habrá dos divisiones, la Primera o A, integrada por entre 8 y 16 equipos, y la Segunda o B, con entre 8 y 32 equipos. Los equipos que estén en la Primera participarán en competiciones en formato de Liga, Copa y Supercopa.

En cuanto a la Segunda o B, se competirá en dos grupos de igual número de participantes, distribuidos por criterios de proximidad geográfica. En una fase posterior, jugarán en dos grupos, uno por el ascenso y otro por el descenso, para luego plantear una liguilla entre los clasificados de esa primera fase.

Esta nueva Primera División será la única que dé acceso a las competiciones internacionales organizadas por la FIFA y la UEFA, además de que es la única desde la que se podrá acceder al 0,5 por ciento de ayuda de protección social que proviene del CSD.

Los criterios para poder participar en esta nueva División A son, primero, deportivos, en el caso en el que las solicitudes sean superiores a las plazas disponibles y si quedaran vacantes, se utilizaría el orden de clasificación de Segunda División. El segundo criterio, será el resultado de los equipos de Primera y Segunda División masculinas de aquellos que dispongan de sección femenina y masculina.

Así, son competiciones de ámbito nacional y de adscripción voluntaria y los objetivos principales de ellas serán "garantizar el máximo nivel competitivo, que el fútbol base y la cantera estén estructuradas, fijar mecanismo que permitan la solidaridad, un modelo con equilibrio económico y financiero de los clubes", para tender a la "autosuficiencia" de los clubes.

Las razones principales para crear esta nuevo modelo de fútbol femenino son "proteger el impulso de las selecciones españolas, fomentar el fútbol base, ayudar a los clubes que apuestan por el fútbol femenino y contribuir a la profesionalización", según informó el secretario general de la RFEF, Andreu Camps.

Así, este espera que se cumplan los objetivos marcados "en un periodo de cuatro años", apoyando el plan estratégico en "dos grandes patas". "Sobre todo se quiere incrementar las licencias deportivas (ahora son 60.000), con el objetivo que en un máximo de seis años ser la primera federación española en licencias. Tenemos que superar las 118.000, seguramente lo podremos conseguir", predijo.

CAMPS: "ESTAMOS DE ACUERDO CON LA ACFF EN UN 95 POR CIENTO"

"Dimos muchas oportunidades y convocamos varias reuniones a las que no venían", advirtió sobre la oposición a este modelo de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). "La RFEF tiene que marcar su rumbo con todo el mundo, pero si no te quieren escuchar... En el momento en el que la RFEF dice que este es nuestro camino, es cuando empiezan a venir, porque dicen que vienen en serio y empiezan a divulgar unas informaciones que no se correspondían", expresó sobre las acciones realizadas por la ACFF.

"Mi interpretación de lo que hablamos en esas reuniones es que estamos de acuerdo en un 95 por ciento y hay un cinco que no. La RFEF tiene un informe negativo de 'Compliance' por los derechos de televisión y si nos quieren imponer una contratación de derechos que no hemos hecho y que va en contra de los informes, la RFEF no puede", confesó Camps como única línea roja en la negociación después de que la ACFF anunciase la venta a Mediapro de los derechos audiovisuales de la Liga Iberdrola por las próximas tres temporadas por 9 millones de euros.

Aún así, el secretario general federativo quiso agradecer el trabajo "extraordinario" realizado hasta ahora, "después de que la RFEF dejara de lado el fútbol femenino". "Estamos en la línea adecuada, se ha trabajado para poder desarrollar el nuevo modelo, con una comisión de clubes de Primera y Segunda, las dos últimas semanas se han tenido bastantes reuniones, muy positivas con la ACFF. Lo que aquí presentamos pretende aprovechar todo lo bueno de estos años y crear un mecanismo para aquellas deficiencias que existían", agregó Camps.

Por último, el presidente del Comité de Fútbol Femenino, Rafa del Amo, cree que tienen que seguir trabajando "juntos". "No tenemos muchas fichas femeninas, 60.000, y estamos muy lejos de otros países. El trabajo es fomentar, proteger y ayudar a los clubes", concluyó.

Contador

Para leer más