Kipchoge: "No creo en los límites, escucho a mi cuerpo y lo desafío"

Eliud Kipchoge, ganador del maratón de Berlín y nuevo plusmarquista mundial
NIKE
Publicado 17/09/2018 16:17:04CET

"El dolor es constante cuando corres un maratón, pero tienes que tratar de no pensar en ello", asegura el nuevo plusmarquista mundial

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El atleta keniano Eliud Kipchoge afirmó que hizo la "carrera perfecta" y que no cree "en los límites" ante la posibilidad de rebajar la barrera de las dos horas, después de lograr este domingo en Berlín establecer un nuevo récord del mundo de maratón, con 2 horas, 1 minuto y 39 segundos, que mejoró la anterior plusmarca de Dennis Kimetto.

"¿La carrera perfecta? Sí, sí que lo ha sido. He ido solo los últimos 17 kilómetros, pero no he pensado en ningún momento en el hecho de que iba solo. Simplemente pensaba que tenía que mantener ese ritmo hasta el último kilómetro", confesó en una entrevista concedida a la multinacional 'Nike', uno de sus patrocinadores.

Eliud Kipchoge desveló que estaba "seguro" de que sería capaz de establecer un nuevo récord después del 'muro' del kilómetro 30, y no ve imposible bajar de las dos horas. "En realidad, son solo 25 segundos -cada 10 kilómetros-. Superar esa barrera no es ninguna ciencia; simplemente tienes que creer en ello, necesitas un gran equipo que crea en ello y en ti, necesitas las zapatillas perfectas y necesitas ser más fuerte que cualquier otro atleta. Entonces todo es posible", dijo.

Para ello, los atletas deben convivir con un dolor insoportable en las piernas. "El dolor es constante cuando corres un maratón, pero tienes que tratar de no pensar en ello y concentrarte únicamente en la carrera. Yo no creo en los límites. Cuando entreno, intento escuchar a mi cuerpo y desafiarlo para sobrepasar barreras en el momento oportuno", indicó.

Detrás de una gran marca como ésta, se encuentra el trabajo de un equipo de especialistas de Nike que desarrollaron junto a Kipchoge y otros atletas de élite una zapatilla rápida y ligera. "La zapatilla es para cualquier corredor, no solo para mí. Contribuí a hacer una zapatilla que es más rápida que cualquier otra, pero sigue siendo tarea del atleta", matizó.

A su juicio, un corredor debe seguir una serie de reglas para correr un maratón: entrenamiento continuo y constante, pasión y autodisciplina. "La autodisciplina consiste en centrarse y vivir de forma simple. El entrenamiento es importante, pero la pasión que pones en ello lo es todavía más. Tienes que creer firmemente en que eres capaz de conseguirlo y de correr esta distancia. Esa es la magia de un maratón", señaló.

"SI NO TIENES TENSIÓN, NO ACABAS"

El nuevo plusmarquista mundial de maratón se sintió "realmente bien" el domingo por la mañana, con el nerviosismo necesario. "La tensión está ahí.
Si no la tienes no tienes ninguna posibilidad de acabar una carrera. Me he despertado y he hecho algunos estiramientos, he hecho un poco de footing y más estiramientos", explicó.

No ocultó que no esperaba rebajar en tanto tiempo el anterior registro, de 2 horas, 2 minutos y 57 segundos. "Me he sentido muy bien al cruzar la meta, pero también me sorprendió el 2:01. Sabía que conseguiría un récord mundial en algún momento, pero no tan rápido. Esperaba batir un récord mundial, pero no me esperaba el tiempo de 2:01. Solo esperaba poder ser capaz de correr en menos de 2:02:57", subrayó.

Tras el oro olímpico y el récord mundial de maratón, el próximo objetivo aún no está definido. "Mis planes son un lienzo en blanco.
Normalmente, fijo mis metas de una en una, y la que tenía era correr el maratón de Berlín. Ahora, me tomaré algo de tiempo para mí, para recuperarme. Tengo familia, así que pasaré tiempo con ellos, y también me gusta leer para descubrir historias de todo el mundo", indicó.

Berlín es su lugar favorito para correr porque es "plano" y "rápido". "Mi plan era sencillo: mantener un ritmo alto y correr la primera mitad entre 61 y 61:15 minutos; y lo he hecho. No he pensado en mis competidores en absoluto, lo único en lo que estaba concentrado era en las parciales que quería correr", señaló.

Sus liebres se han ido en el kilómetro 25 y tuvo que correr solo, pero admitió que no era el plan diseñado. "No me esperaba ir solo después del kilómetro 30, pero estoy muy agradecido a las liebres que me llevaron allí y me apoyaron hasta el kilómetro 25. ¿Mejor? Creo que ningún ser humano tiene límites. Todo es posible, y los récords están para batirlos", setenció.

Al principio de la temporada, su entrenador le dijo que había hecho historia con el proyecto 'Breaking2'. "También he corrido en 2:03, 2:04 y 2:05, y hoy, en 2:01. Todavía falta 2:02, ¿no? ¿Los Juegos de Tokyo? Sí participaré. Seguiré corriendo e intentando triunfar. Nunca me he planteado retirarme", dijo.

Para él, el maratón es "vida" y la esencia de la felicidad es disfrutar de la vida. "Por eso sonrío. Disfruto corriendo maratones", confesó el hombre más veloz del mundo en la mítica distancia olímpica de los 42,195 kilómetros.