7 de junio de 2020
 
Publicado 23/05/2020 13:00:32 +02:00CET

Salimar defiende parajes como las Salinas de San Pedro en donde se forma "un alimento esencial fruto del mar y el sol"

Salimar defiende parajes como las Salinas de San Pedro en donde se forma "un ali
Salimar defiende parajes como las Salinas de San Pedro en donde se forma "un ali - SALIMAR - Archivo

MURCIA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Salimar ha defendido hoy, ante la celebración el domingo 24 de mayo del Día Europeo de los Parques Naturales 2020, las cualidades únicas de los espacios ecológicos atlánticos y mediterráneos en que se enclava la producción natural de sal marina en nuestro país.

En España, en las más de 7.200 hectáreas que suman las cinco mercantiles asociadas, se realiza una labor de producción de sal marina en simbiosis con la naturaleza, en ecosistemas imprescindibles para la creación de un ingrediente tan vital como natural. Dichos entornos son un hábitat ideal para más de 230 especies de fauna y flora, "tan necesarias para nuestro trabajo como nuestro trabajo lo es para ellas", según afirman los productores asociados.

En este sentido, Salimar se ha sumado al llamamiento #ParksForHealth que rige el lema de la celebración de la presente edición del Día Europeo de los Parques Naturales con una reivindicación: que los espacios en los que se obtiene "un alimento esencial en nuestra alimentación, la sal marina, a partir de la acción del viento y del sol sobre el agua del mar, sean puestos en valor y se reconozca su labor como generadores de ecosistemas y baluartes de la biodiversidad".

"Las salinas españolas trabajamos una producción y unas cosechas de forma secular en espacios naturales mediterráneos, como Es Trenc (Mallorca), Ibiza, Formentera, Punta de la Banya (Tarragona), Santa Pola (Alicante), San Pedro del Pinatar (Murcia); y atlánticos, como Puerto Real, San Fernando o El Puerto de Santa María, en la provincia de Cádiz", señalan desde Salimar.

Precisamente, la Asociación Española de Productores de Sal Marina suma la etiqueta #naturalmentesalmarina para invitar a los consumidores a que la incorporen en las fotos y mensajes que compartan en las redes sociales de este ingrediente o de alguno de los parajes naturales que forman parte del catálogo de las instalaciones de los asociados en el Día Europeo de los Parques Naturales.

Con todo, desde Salimar recomiendan seguir practicando este domingo 24 de mayo el #quédateencasa "hasta que el estado de alarma y sus restricciones perduren con motivo de la crisis de la Covid19".

AMENAZAS PARA LA CONTINUIDAD DE ESTOS HÁBITATS

La explotación salinera depende eminentemente de los factores climatológicos, por ello, fenómenos como la reciente DANA (depresión aislada a niveles altos) que causó estragos por toda la cuenca mediterránea, son una amenaza con la que las salinas españolas lidian. Además de los daños materiales, la producción de sal marina se ve gravemente afectada por estas lluvias torrenciales

Por otro lado, desde las administraciones públicas, con instrumentos como la Ley de Costas, se limita en muchos casos el mantenimiento y actualización de las estructuras propias de las salinas marítimas (fábricas y otras dependencias, caminos) con la excusa de la defensa del hábitat de la fauna y flora local.

Esto resulta paradójico dado que, sin el papel de las salinas, estos ecosistemas desaparecerían y muchas aves migrarían para siempre. Además, la incautación de estos terrenos en base a la mencionada ley, desincentiva la inversión y continuidad de estas industrias, poniendo verdaderamente en peligro estos espacios naturales.

Entre los parajes naturales de la Asociación de Productores de Sal Marina (Salimar)se encuentra el Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, que se extiende entre los municipios de San Pedro y San Javier y tiene una extensión de unas 850 hectáreas que incluyen cerca de 6 kilómetros de franja litoral mediterránea.

Debido a los elevados valores naturales de este humedal, su declaración como espacio protegido regional se remonta a 1992. Fue incluido en el listado RAMSAR en 1994 y en 1998 fue designado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

La diversidad de especies de flora y fauna (garzas, flamencos, cigüeñuelas, fartet, carrizo, pinos), junto con las actividades tradicionales en armonía con el entorno, como la pesca en 'Las Encañizadas' o la explotación salinera, convierten a este espacio natural protegido en un ejemplo de desarrollo sostenible.

Contador

Para leer más