Publicado 23/01/2021 13:06CET

Fundación CERMI Mujeres advierte de la "escasa" presencia de niñas con discapacidad en centros escolares ordinarios

Imagen de recurso de un aula.
Imagen de recurso de un aula. - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación CERMI Mujeres (FCM) ha abordado la situación actual de la educación en mujeres y niñas con discapacidad y cómo combatir la exclusión educativa que sufren para garantizar su derecho a la educación inclusiva y de calidad.

Esta ha sido la principal temática que se ha tratado durante el V conversatorio 'El Derecho a la Educación de las Mujeres y Niñas con Discapacidad', organizado por la Fundación CERMI Mujeres (FCM) en colaboración con la agencia Servimedia, en el marco del Día Internacional de la Educación, que se celebra 24 de enero. El encuentro ha sido moderado por el director general de dicha agencia de noticias, José Manuel González Huesa.

Durante la charla, se ha puesto en evidencia la "escasa" presencia de niñas con discapacidad en centros escolares ordinarios, el "sesgo" que existe en la orientación académica profesional por el género y la "poca demanda femenina" en los ciclos de Formación Profesional y en los estudios de Ciencias y Tecnología, o cómo las mujeres y niñas con discapacidad sufren más violencia y más acoso escolar, y cuentan, a su vez, con una mayor sobreprotección familiar.

El encuentro que ha analizado la inclusión educativa en un contexto en el que además las mujeres y niñas con discapacidad "sufren ya de por sí situaciones discriminatorias en su acceso a la educación enfrentándose a múltiples barreras por razón de género y discapacidad".

Durante el encuentro, la consejera técnica de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Juana Hernández, ha llamado la atención sobre cómo la pandemia ha afectado a la educación con el cierre de las escuelas, hecho que ha acrecentado las desigualdades, con un grado de exclusión mayor en las mujeres y niñas con discapacidad que en hombres y mujeres y niñas sin discapacidad.

"Hay dos tercios más de niños escolarizados que niñas" y existe también "una clara sobre representación de niños con discapacidad frente a niñas con discapacidad en las aulas, que se intensifica con el Trastorno del Espectro Autista", ha alertado Hernández, para quien esto evidencia que "hay problemas en la detección y falta de visibilidad".

En este sentido, al igual que la socióloga y experta académica sobre la educación de las mujeres, Marina Subirats, han confiado en que la nueva Ley de Educación active cambios profundos en este terreno.

Por su parte, la directora de Comunicación, Incidencia e Investigación de Plan Internacional España, Julia López, ha denunciado que la pandemia y la emergencia de la crisis derivada han puesto en riesgo el derecho a la educación: "hay 11 millones de niñas que es posible que no vuelvan a la escuela y, debido a la falta de datos, desconocemos cuántas de ellas tienen discapacidad".

Según ha incidido, además, "los 150 millones de niñas y niños con discapacidad que existen en el mundo tienen 10 veces menos probabilidades para escolarizarse".

Además, Sofía Mediavilla, de Autismo España y patrona de FCM, ha reclamado una detección de la discapacidad más temprana para poder contar con los apoyos suficientes tanto en los centros escolares como en la universidad, según las necesidades específicas que los distintos tipos de discapacidad requieran, para tener las mismas oportunidades.

Para la presidenta de CERMI Navarra y representante del CERMI en el Consejo Escolar del Estado, Mª Luz Sanz, la manera de revertir esta situación es trabajar entre todos en el cambio hacia la inclusión en la educación, sobre todo, en lo que respecta al empoderamiento de las mujeres y niñas con discapacidad.

Todas las participantes han coincidido en que, para avanzar hacia una educación inclusiva real y efectiva, hay que mejorar los procesos de detección en el ámbito educativo para asegurar el acceso de las personas con discapacidad a recursos y apoyos; la formación del profesorado y las familias; la concienciación sobre su situación; incrementar el nivel educativo o avanzar hacia una orientación académica y profesional inclusiva.

También han destacado la importancia de educar en la prevención del acoso y violencia de género, y escuchar la voz de mujeres y niñas con discapacidad para promover su autodeterminación.

Para leer más