Publicado 25/06/2020 12:05:39 +02:00CET

Cerca de 10.000 niños de toda España participarán en las actividades de verano de los centros juveniles salesianos

Dos niños mellizos confinados por el COVID-19.
Dos niños mellizos confinados por el COVID-19. - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Este año alrededor de 10.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes se sumarán a las actividades del "verano en positivo" de los centros juveniles de Salesianos e Hijas de María Auxiliadora, gracias a la colaboración de 1.500 voluntarios, según ha informado la congregación.

   Este año, dadas las circunstancias por la expansión del coronavirus, no se celebrarán los tradicionales campamentos o salidas habituales.

   Por ello, desde las delegaciones de pastoral de las inspectorías salesianas y la Confederación de Centros Juveniles Don Bosco de España, se ha aplicado el principio de prudencia y se ha decidido suspender este tipo de actividades, animando a que la actividad ordinaria de acompañamiento y ocio y tiempo libre "debe reinventarse y reorientarse a lo local".

   En este sentido, los Salesianos han señalado que hay que adaptarse a las actuales necesidades de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y su entorno, apostando por "hablar de un distanciamiento físico y no social, por el tiempo libre como ámbito educativo, y por actividades sin pernocta ni desplazamiento".

   Asimismo, defienden que es el momento de "poner el foco en lo local", actuando en los barrios y pueblos, dando soluciones adaptadas y teniendo el centro juvenil como "punto de referencia".

   La propuesta de la confederación pasa por "adaptar, rediseñar e innovar" en sus actividades, haciendo compatible la realidad de la infancia y la juventud con las medidas sanitarias e higiénicas establecidas.

   En este contexto, han lanzado la campaña '#VeranoEnPositivo', que tiene como objetivo visibilizar todas las actividades que están realizando en los centros juveniles; facilitar recursos para un ocio saludable y ecológico; transmitir a las familias y destinatarios un mensaje de calma y confianza en las actividades que se realicen en verano; motivar a los centros juveniles a que no detengan su actividad; y dar a conocer su propuesta de valor.

   Los Centros Juveniles Salesianos apuestan por "no quedarse quietos, trabajando en lo local, desde la responsabilidad, poniendo siempre en el centro a la persona y sus necesidades, atendiendo de manera especial a los jóvenes en riesgo de exclusión".

   Por ello, asumen las limitaciones marcadas por las diversas normativas no para decretar el cierre de las actividades, sino para hacer que éstas sean para la juventud "una experiencia positiva"

   Los Centros Juveniles que han anulado su tradicional campamento han lanzado ofertas con un calendario "más amplio" y actividades de ocio junto con tiempos de refuerzo educativo: deportes y juegos en el patio; talleres en movimiento, pero también creativos y de manualidades; momentos de estudio y reflexión; o tiempo de películas.

   Estas actividades están planificadas con el objetivo de "garantizar la seguridad, proteger la salud, siguiendo las recomendaciones de los organismos oficiales".

   En el manifiesto de presentación de sus actividades, la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Galicia asegura que van a acentuar las medidas de protección de la salud e higiene de los participantes en las actividades de verano "respetando y cumpliendo las condiciones y obligaciones higiénico-sanitarias vigentes".

   Una de las medidas ha sido ofrecer una formación específica sobre temas de salud e higiene a más de 150 animadores que atenderán a los más pequeños en las casas salesianas.

Contador