Publicado 04/09/2020 11:13:34 +02:00CET

Save The Children lanza la campaña 'Dar la vuelta al cole' para un regreso presencial "seguro e inclusivo"

Aula del CEIP Calderón de la Barca, en Leganés (Madrid).
Aula del CEIP Calderón de la Barca, en Leganés (Madrid). - ANGEL NAVARRETE / SAVE THE CHILDREN - Archivo

   MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Save The Children ha lanzado la campaña #Darlavueltaalcole para pedir un regreso presencial a las aulas "seguro e inclusivo", con propuestas como incrementar la seguridad en las escuelas ante el riesgo de contagio, fortalecer los sistemas de diagnóstico PCR, garantizar la "máxima presencialidad" contratando más profesores o estableciendo turnos, y otorgar una ayuda a familias monoparentales o de renta baja en caso de cuarentena.

   "Los colegios e institutos tienen que ser lugares seguros para la infancia y la adolescencia. Los niños, niñas y adolescentes tienen que estar protegidos ante el coronavirus, pero con la misma urgencia han de estarlo frente a la pobreza y sus consecuencias", ha asegurado el director general de Save the Children, Andrés Conde.

    Entre las propuestas también destaca la de aumentar significativamente los recursos a los colegios e institutos que escolarizan alumnado socialmente vulnerable o en riesgo de fracaso o abandono escolar.

   En este sentido, Save the Children muestra su preocupación ante el hecho de que se haya asumido la semipresencialidad en las aulas durante este curso. La ONG insiste en que las clases no presenciales van a suponer un "coste extra" para muchas familias, que siguen sin disponer de tablets u ordenadores.

   Por ello, pide que se garantice la "máxima presencialidad", a través de la contratación de más personal, organizando turnos y aprovechando otros espacios del entorno del centro educativo. En caso de semipresencialidad, recomienda acordar un mínimo básico de presencialidad en todas las comunidades autónomas.

   Save the Children indica que los estudios y ejemplos de otros países muestran que la seguridad ante el riesgo de contagios puede mejorarse con medidas como la reducción del número de estudiantes por grupo, el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento escrupuloso de las medidas de higiene y fortaleciendo los sistemas de diagnóstico PCR, rastreo y aislamiento de casos para el inicio del curso.

   También aconseja reducir y priorizar el currículo dado que considera "difícil" que se pueda impartir el mismo volumen de contenidos que otros cursos, ni lo que quedó pendiente de finales del curso anterior.

   Otra de las propuestas de la organización consiste en otorgar una prestación económica, correspondiente al 80% del sueldo, al menos a las familias monoparentales o de renta baja en caso de cuarentena por síntomas sospechosos de coronavirus o un cierre total o parcial del colegio "para que no tengan que elegir entre su salario y la salud de sus hijos e hijas".

   La organización también considera prioritario el funcionamiento seguro de los comedores escolares y que se extiendan las becas comedor a todo el alumnado bajo el umbral de la pobreza. Según denuncia, actualmente estas ayudas solo llegan al 11% de los niños y niñas en edad escolar, cuando la tasa de pobreza infantil se sitúa en el 27,4%.

   La ONG insta a las administraciones a que las medidas para luchar contra el coronavirus supongan "una oportunidad para mejorar el sistema educativo y alcanzar niveles de equidad similares a los del resto de países europeos".

   "Se puede dar la vuelta a la inequidad educativa si se toman ahora las medidas y se destinan los recursos necesarios. Tanto en los Presupuestos Generales del Estado como en el uso de los 140.000 millones de euros del fondo europeo de recuperación la infancia y la educación deben ser una prioridad", ha insistido Conde.

Contador

Para leer más