Actualizado 12/06/2007 16:09 CET

Los dermatólogos dicen que la protección solar hasta los 18 años evitaría el 78% de cánceres cutáneos

El 80 por ciento de la población nunca han visitado un dermatólogo por problemas de piel, según un estudio

MURCIA, (EUROPA PRESS)

El vocal de sección de farmacéuticos ejercientes en Dermofarmacia, productos sanitarios, galénica y formulación magistral del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Murcia, Mariano Díez, ha explicado que, según los dermatólogos, en los diez primeros años de vida se adquiere la mitad de la radiación que se va a tomar durante toda la vida, por lo que si "nos protegiéramos adecuadamente los primeros 18 años de vida, se evitarían el 78 por ciento de los cánceres cutáneos".

Los aparatos van a determinar la melanina (pigmento natural de la piel), índice de agua que tenemos en la piel y la de lípidos. De esta manera, se determina el tipo de piel y el índice de factor de protección solar más adecuado a su tipo de piel, con lo que le dan una serie de consejos para el cuidado de la piel.

El 80 por ciento de la población nunca han visitado un dermatólogo por problemas de piel. Contó que la radiación ultravioleta es parte de la radiación electromagnética que emite el sol. Hay tres tipos de ultravioletas que nos interesan: la C, que no llega a la piel, porque la capa de ozono no lo deja, aunque si llegara es cancerígeno; la B, que es la que broncea la piel, es un proceso mediante el cual la melanina se colocan como pantalla protectora de nuestra piel para evitar el daño de la radiación; y la A.

No todo el mundo tiene el mismo tipo de melanina, somos capaces de sintetizar la misma cantidad de melanina, por eso existen lo que llamamos fototipos. Hay seis fototipos: el uno corresponde a personas de piel muy clara, normalmente con pecas, ojos azules y son pieles que no se pigmentan.

Las personas de fototipo II tienen la piel clara, ojos azules o claros, pelo rubio o pelirrojo y pueden coger una ligera pigmentación; mientras que el fototipo III corresponde a personas de piel blanca (caucasiana), ojos y pelo castaño y pigmentación suave.

El fototipo IV corresponde a piel mediterránea, pelo y ojos oscuros y tienen pigmentación fácil; las personas de fototipo V son morenos (latinos, mestizos y etnia gitana) y de pigmentación fácil e intensa. Por último, el fototipo VI corresponde a la piel negra que no se queman, siempre están bronceados, pero no están exentos de cáncer de piel.

Los fotoprotectores sirven para protegerse de la radiación ultravioleta A y B, pero, generalmente, no se utiliza adecuadamente. Se debe aplicar en casa, unos 30 minutos antes de salir, en la piel limpia y seca, y se debe aplicar generosamente. Concretamente, explicó, que hay que aplicar dos gramos por centímetro cuadrado, lo que serían seis cucharaditas en la piel adulta normal. Si no lo hacemos así, sólo protegería un tercio del factor aplicado.

Desde las 12.00 a las 16.00 horas, cuando los rayos del sol son más verticales, la piel no debería estar expuesta al sol, ni siquiera con fotoprotección; aunque alertó de los días nublados en los que no da sensación de estar quemándose, pero la radiación ultravioleta sí llega a la piel.

En cuanto a los niños, señaló que los menores de un año no se pueden exponer al sol, ni siquiera debajo de la sombrilla. A partir de esa edad deben utilizar camiseta, gafas de sol y gorro y factor de protección 50+ y renovar cada dos horas.

Es un error pensar que el fotoprotector evita que te broncees, lo que ocurre es que lo hace progresivamente. Hay cuatro escalas de fotoprotección: baja (6-10), media (15-25), alta (30-50) y muy alta (50+).

Los filtros se clasifican en tres grupos físicos o totales, actúan sobre la radiación por reflexión, es decir que reflejan la luz. Podríamos decir que actúan a modo de pantalla y los más utilizados son el óxido de zinc, el dióxido de titanio y la mica.

Los filtros químicos o parciales actúan por absorción de la radiación solar ultravioleta. Captan la energía y la transforman en una longitud de onda distinta, inocua para la piel; mientras que los filtros biológicos actúan evitando la formación de radicales libres, aumentando así las defensas de la piel.

Díez presentó la tercera edición campaña de 'Piel Sana' en la que participa el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Murcia. En esta jornada, se llevaron a cabo análisis gratuitos de la piel, diagnósticos y consejos para cuidarla y protegerla.

ESTUDIO PIEL.

Según el estudio sobre los 'Hábitos de Cuidado de la Piel de la población española', promovido por Laboratorios Vichy (enero 2007), que, según Díez, son extrapolables a la población murciana, el 80 por ciento no ha consultado nunca con un especialista sobre su tipo de piel y el 41 por ciento no utiliza ningún producto específico para el cuidado de su piel.

Además, las manifestaciones cutáneas que más preocupan a los españoles son las arrugas 828 por ciento) y las imperfecciones (22 por ciento).

También refleja que el 62 por ciento de las mujeres no utiliza productos antienvejecimiento y un 24 por ciento lo empieza a hacer a partir de los 35 años; y un 69 por ciento de la población no hidrata adecuadamente su piel.

El 71 por ciento de la población no utiliza habitualmente protector solar y el 85 por ciento sólo lo usa los meses de verano. Únicamente uno de cada diez personas utiliza protección solar todo el año y entre las mujeres se observa que son las más jóvenes (entre 18 y 24 años) las que utilizan un factor de protección en sus tratamientos solares mucho más bajo que el resto de las franjas de edad.