Hospital Regional e Ibima coordinan proyecto europeo que controla medicación a personas con demencia con la televisión

Estudio coordinador por el Hospital Regional sobre el alzheimer
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 21/09/2018 13:37:01CET

MÁLAGA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la UGC de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga y del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) están coordinando un proyecto de investigación europeo que da consejos y controla la medicación de personas con demencia a través de una plataforma instalada en sus televisores.

Esta herramienta pretende promover la independencia de la persona con deterioro cognitivo leve o demencia leve en sus cuidados, mejorando su calidad de vida y la del cuidador, según han explicado en rueda de prensa para presentar este ensayo clínico, celebrada este viernes, con motivo del Día Mundial del Alzheimer.

En dicha rueda de prensa han estado el coordinador del proyecto, el psiquiatra de la UGC de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga y responsable del grupo de investigación de Salud Mental del Ibima, Fermín Mayoral, el neurólogo responsable de la Unidad de Memoria del centro, Tomás Ojea, y la presidenta de la Asociación de Familiares de personas con Alzhéimer y otras demencias de Málaga (AFA), Paloma Ramos.

Denominado 'TV-AssistDem', consiste en una plataforma digital instalada en la televisión doméstica para ofrecer soporte y atención a las personas con estadios leves de demencia y sus cuidadores. A través de la plataforma los usuarios acceden a un menú compuesto por una serie de aplicaciones que le resultan de utilidad para el manejo de su enfermedad.

Estas funcionalidades o utilidades comprenden alertas y recordatorios, como medicinas, citas médicas u otros eventos, juegos para el entrenamiento de la memoria, agenda y calendario, datos de seguimiento de la salud, materiales de educación de la salud o conectar con profesionales o familiares a través de videoconferencia.

El proyecto se desarrolla dentro del programa 'Active Assisted Living' en el marco de Horizonte 2020, financiado por la Unión Europea y se desarrolla en Italia, Suiza, Rumania y España por un consorcio de cinco centros de I+D y la Federación de Asociaciones de Alzheimer (AFA) coordinado por el grupo de investigación de Salud Mental de Ibima.

El ensayo clínico va a incluir a 200 participantes, 100 de España y 100 de Rumanía; y está financiado por el Instituto de Salud Carlos III.

Andalucía representa a España en este proyecto, y está liderado por el psiquiatra Fermín Mayoral. En el proyecto también participan los distritos Sanitarios Málaga-Valle del Guadalhorce, Málaga Este y Costa del Sol, además de la Federación de Asociaciones de familiares de personas con Alzheimer de Europa.

Para Fermín Mayoral, este proyecto pretende ser una herramienta útil para mejorar la calidad de vida del paciente. "Más allá de las funciones que ofrece la plataforma, es importante que el ensayo permita la bidireccionalidad, es decir, que también el usuario pueda comunicarse por iniciativa propia a través de llamadas, tanto con profesionales como con familiares y cuidadores", ha explicado el psiquiatra.

Actualmente cinco pacientes están participando en la experiencia piloto de este proyecto, que comenzará a reclutar a 100 pacientes residentes en la provincia de Málaga el próximo octubre en colaboración con las unidades de Neurología de los hospitales Regional y Virgen de la Victoria, así como los centros de Atención primaria de los tres distritos sanitarios participantes y las asociaciones de enfermos de Alzheimer.

El objetivo es que los profesionales de Atención Primaria y Neurología detecten a personas mayores de 65 años con déficits cognitivos o estadios iniciales de demencia que vivan en sus domicilios sin cuidador. "Son los que más interesan para este proyecto porque en cierto modo esta plataforma les va a acompañar en su día a día y se va a encargar de mandar alertas para que el paciente no pierda sus hábitos", ha considerado Mayoral.

Hace un año este grupo de investigadores presentó el proyecto Smart4MD --acrónimo en inglés de 'Apoyo, seguimiento y tecnología para la demencia leve'--, una aplicación para tabletas destinada a personas con demencia leve a las que pretendía dotar de más control sobre su cuidado, además de ayudar a la disminución del deterioro funcional y la carga del cuidador.

El coordinador del grupo investigador ha explicado que este es un proyecto distinto "aunque comparte con el Smart la utilización de nuevas tecnologías para el soporte de mayores de forma remota a través de teleasistencia". "Hemos elegido la televisión doméstica como soporte ante la evidencia de que es un medio que no les es ajeno, que utilizan a diario y que es fácil para ellos", ha dicho.

Este proyecto responde a la estrategia de promoción de las nuevas tecnologías de la información incorporadas a la salud, dentro del Plan Andaluz del Alzheimer, de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Asimismo, el lema 'Envejecer en casa' se ha convertido en el objetivo común de las políticas sociales de atención a los mayores en los países desarrollados.

UNIDAD DE MEMORIA

En el Hospital Regional de Málaga existe una Unidad de Memoria que cada año atiende 3.500 consultas. Esta atiende a enfermos nuevos derivados de Atención Primaria y otras especialidades, además de revisiones de demencias. En ella se lleva a cabo tanto el diagnóstico como el tratamiento o la investigación y cuenta con un neurólogo, un neuropsicólogo, profesionales de enfermería y un trabajador social.

El responsable de esta unidad, Tomás Ojea, ha señalado que el perfil del paciente con Alzheimer es el de una persona mayor de 75 años que comienza a olvidar los hechos recientes de horas o días atrás con fallos en sus funciones y con trastornos de conducta que llama la atención a la familia. En Málaga se calcula que hay 25.000 personas con esta patología y 123.000 en Andalucía.

Para Ojea, la prevención o retraso de la enfermedad se basa en los cuidados del cerebro. "Un cerebro sano se mantiene con una dieta saludable, una actividad mental activa, ejercicio físico y los cuidados del resto del organismo, con esto conseguimos tener una reserva cognitiva mayor y nuestras conexiones cerebrales son por tanto más resistentes al daño Amiloide", ha explicado el neurólogo.

Además, ha relatado que, por el momento, los avances en el tratamiento de esta enfermedad han sido negativos. "Con los últimos avances en el conocimiento de los biomarcadores hemos aprendido que los ensayos con fármacos contra el Amiloide o la proteína Tau deben realizarse en pacientes que tienen mínimos síntomas o incluso sin síntomas, antes que la enfermedad se haya extendido", ha dicho.

Al respecto, ha manifestado que en la actualidad siguen "combinando fármacos que mejoran los síntomas pero que no paran la evolución de la enfermedad, con la estimulación cognitiva y los cuidados del enfermo".

Contador