Publicado 25/06/2020 13:51:15 +02:00CET

Casado pide a PSOE "unidad contra el terrorismo" y que "no homologue a quienes no han condenado los 850 crímenes de ETA"

Avisa que "relativizar" ataques a sedes y domicilios "es el inicio del terror" y pide "combatir fuertemente que no se repita" la historia

BILBAO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha abogado por "la unidad de los demócratas ante el terrorismo", y ha pedido al PSOE que "no homologue a quienes no han condenado los 850 asesinatos de ETA", como EH Bildu, que "se enorgullece de una historia criminal", pero luego "quita y pone gobiernos".

Por ello, ha pedido que no se le permita esto, ni tampoco "aprobar y tumbar Presupuestos", y se le exija que condene los crímenes de la organización terrorista. "Lo mínimo cuando alguien comete el horror de asesinar a otra persona, es arrepentirse y no estar orgulloso de ello", ha afirmado.

Aunque ha considerado que no se volverá al pasado de violencia de ETA, ha avisado de que "la relativización" de los recientes ataques a sedes de partidos o domicilios de políticos "es el inicio del terror", y y ha llamado a "combatir fuertemente" que se pueda repetir la historia.

Casado, acompañado por el candidato de la coalición PP+C's, Carlos Iturgaiz, ha participado en el homenaje a José Manuel Zamarreño, concejal del PP asesinado por ETA el 25 de junio de 1998, que se ha celebrado en la localidad guipuzcoana de Rentería. Zamarreño fue asesinado poco después de sustituir al edil popular José Luis Caso, muerto también a manos de la banda, y siempre dijo que sabía que, por eso, "le iban a matar", tal como ha recordado el que entonces fuera el presidente de los populares vascos.

El líder nacional del PP ha destacado que el de hoy es un acto "de recuerdo y de reivindicación". "Cuando hablamos de las 850 víctimas de la banda terrorista ETA en España, hay que seguir recordando por qué murieron y fueron asesinados vilmente, pero también hay que recordar para qué vivieron", ha destacado.

A su juicio, Manuel Zamarreño "es un ejemplo de una vida honesta, entregada a su familia y a su trabajo, pero también a los principios en los que creía, fundamentalmente, en la libertad y su tierra".

Tras recordar que era "una persona querida por sus paisanos y compañeros", ha subrayado, como ha dicho Carlos Iturgaiz, que "él sabía o intuía que lo iban a matar porque tomó el testigo de otro compañero al que asesinaron".

Pablo Casado ha manifestado que la organización terrorista "ejecutó sus amenazas", después de que aparecieran pintadas en el pueblo de 'Zamarreño, estás muerto', con dianas, pero ha explicado que lo "más horrible" es que, después de asesinarle, cuando sus familiares, como la viuda de la víctima, Marisol Fernández, coincidían con miembros de la izquierda abertzale en el autobús, "se reían, se carcajeaban e intentaban humillarles"

En todo caso, ha subrayado que "no lo pudieron hacer ni lo pueden hacer, a día de hoy", porque Marisol tiene "la grandeza" de no haber pedido "nunca revancha ni venganza" ni de guardar "rencor", sino que simplemente ha reclamado justicia.

"TXAPOTE"

En su opinión, esta semana se ha vuelto "a abrir paso la justicia" porque el juez ha determinado que el preso de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias 'Txapote', participó en el asesinato de Manuel Zamarreño.

"Es el mismo asesino de Miguel Ángel Blanco --concejal del PP de Ermua secuestrado y asesinado posteriormente-- y es la misma persona que en los juicios se encaró con los testigos, alardeó y dijo que estaba muy orgulloso lo que había hecho, y que lo volvería a hacer", ha añadido.

Casado ha recordado que, transcurridos más de una veintena de años, "lamentablemente, sigue habiendo mucha gente en nuestro país que no condena lo que hizo 'Txapote' y le van a visitar a la cárcel de Huelva, incluso parlamentarios, representantes de la ciudadanía, se saltan la cuarentena y van a la cárcel para apoyar alguien que mataba a gente inocente simplemente para imponer sus ideas".

Para el líder del PP esto no tiene que producirse en ninguna democracia "y mucho menos en los tiempos de libertad" que se viven ahora. Por eso, ha querido "reivindicar la labor de todos los demócratas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los jueces y de los fiscales que permitieron que no hubiera impunidad y que estos hechos tan terribles tuvieran una consecuencia penal, y que, luego, derrotaron a la banda terrorista ETA". "Afortunadamente, desde hace muchos años, no tenemos que inaugurar parques con el nombre de los asesinados por la banda", ha subrayado.

UN DÍA DE UNIDAD

Por ello, cree que este día de conmemoración del crimen de Zamarreño, es "un día de unidad y homenaje a todas las fuerzas políticas que también tuvieron a representantes asesinados porque ETA no solo mató a concejales del Partido Popular, sino también de UPN y del Partido Socialista".

Pablo Casado ha emplazado a mantener "esa unidad entre los demócratas contra el terrorismo". "Y creo algo en lo que tenemos que perseverar es en no homologar a aquellos que aún no han condenado 850 asesinatos y de exigirles que lo hagan, lo cual no es mucho pedir", ha remarcado.

El máximo representante de los populares se ha referido a EH Bildu, que "se enorgullece de una historial criminal, no deben poner y quitar gobiernos, no deben aprobar o tumbar presupuestos, no deben ser claves en el futuro de nuestros hijos porque lo mínimo, cuando alguien comete el horror de asesinar a otra persona es arrepentirse y no estar orgulloso de ello".

A su juicio, esta unidad de los demócratas ante el terrorismo es necesario, "en estos tiempos en los que los españoles piden que todos rememos para salir de una crisis económica o social".

En esta línea, ha recordado que su partido en el Congreso de los Diputados apoya el decreto para salir de "esta brutal crisis del coronavirus, para evitar que haya rebrotes y para tomar medidas económicas --aunque habrá que concretarlas en ese decreto-- y sociales para que España salga de este problema cuanto antes".

Asimismo, ha resaltado que su partido ha anunciado que apoyará "la representación institucional del Gobierno de España en las instituciones europeas". "Hoy me quiero acordar de esta unidad, que es la unidad en torno a la Justicia, en tono la memoria, a la dignidad y la verdad de las víctimas del terrorismo", ha indicado.

Casado, que ha reiterado que él no estaría en la política, sino fuera por los cargos asesinados por ETA en Euskadi y por los que fueron perseguidos, amenazados y amedrentados por la banda, y ha dicho que, por todos ellos, por la viuda de Manuel Zamarreño, que tuvo que abandonar su tierra, él tiene "la obligación moral de continuar en su nombre, intentando no defraudar, intentando ver el punto positivo" de haber superado "este drama nacional, este drama histórico, pero, sobre todo, el ejemplo para mis hijos, para que no olviden lo que aquí pasó".

QUE NO SE REPITA

"Que tengan en cuenta que las libertades que disfrutan son gracias a mártires, como tu padre --ha dicho a Naiara, una de las hijas de Zamarreño-- y, sobre todo, que la historia no se repita, aunque haya ataques a un portal, a una sede, aunque solo sea con pintura roja, aunque 'no sea a los nuestros', aunque 'el pasquín no me apunte a mí'", ha dicho en referencia a los sabotajes cometidos en los últimos tiempos a sedes del PNV, PSE-EE o Podemos, y a la casa de la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia.

A su entender, "la relativización" de estos ataques "es el inicio del terror", y aunque se ha mostrado "convencido que no va a repetirse", ha indicado que todos tienen que "combatir fuertemente para que no se repita, con el recuerdo y la memoria de mártires de la libertad, héroes de la España contemporánea, como Manuel Zamarreño".

"Gracias por todo a su familia y por su ejemplo", ha concluido, para pedir a los asistentes "un aplauso sentido a su vida y a las causas por las que algunos se las quisieron quitar, la causa que a todos nos tiene que reunir: la libertad y el futuro de todos".

Contador