Publicado 21/09/2020 17:46

Familias y alumnos del Cervantes de Bilbao se concentran por la salud de los niños ante la demolición de la BAM

Concentración de familias y alumnos del colegio Cervantes de Bilbao
Concentración de familias y alumnos del colegio Cervantes de Bilbao - EUROPA PRESS

Piden al Ayuntamiento que no se conceda la licencia de demolición del edificio de BAM en una situación de emergencia sanitaria como la actual

BILBAO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Familias y alumnos del Colegio Cervantes de Bilbao han secundado este lunes la concentración convocada por la AMPA del centro para mostrar su preocupación por la salud de los alumnos ante la "inminente" demolición de la Escuela de Magisterio (BAM) que se encuentra delante de la escuela.

Tras varias pancartas con los lemas "Haurren osasunaren alde (Por la salud de los niños)" y "Abando saludable", familias y estudiantes han permanecido concentrados durante cerca de media hora coreando gritos de "la salud de los niños es lo primero" o "aire puro, no un muro".

Desde la AMPA han trasladado su preocupación por la situación de la pandemia y por la coincidencia de este comienzo de este curso "tan difícil" con el inicio del proyecto de obras del obispado de Bilbao y Mutualia en la parcela donde se ubica la Escuela de Magisterio (BAM), situada delante del Colegio Cervantes.

Ese proyecto, según ha recordado, implica la demolición del edificio actual de BAM, la excavación de cuatro sótanos y la construcción de un inmueble de siete plantas. Las obras, según ha denunciado, se desarrollarían durante un periodo prolongado, "que puede ser de dos años o más, provocando ruido, polvo, tráfico y contaminación".

Ante la perspectiva de una demolición y unas obras "inminentes" a escasos metros del Colegio Cervantes, la AMPA se ha preguntado cómo se va a proteger la salud de la comunidad escolar que estará expuesta al polvo y ruido y cómo se va a llevar a cabo una buena ventilación en las aulas, "una de las medidas de prevención más importantes" en las escuelas ante el Covid-19, "si las ventanas deben estar cerradas por el polvo y el ruido de las obras".

En ese sentido, una representante de la AMPA ha explicado que lo que les genera "la mayor de las preocupaciones es cómo piensan garantizar la salud de los niños que están en la escuela mientras acometen la demolición". "¿Cómo van a garantizar la ventilación de las aulas? ¿Cómo van a hacer frente a los ruidos?, ¿Cómo van a poder respirar aire puro los niños teniendo una operación macrourbanística de estas características?", se ha preguntado.

Tras advertir que este asunto "trasciende de la situación de la pandemia", ha asegurado que, "a futuro, tendremos que afrontar otros temas también relacionados con la salud, como la falta de iluminación".

La representante de la AMPA ha criticado que desde el Ayuntamiento reciben "esencialmente largas" puesto que, "hasta que no se conceda la licencia, no hay nada que hacer, pero una vez concedida la licencia no va a haber nada que hacer tampoco".

Por ello, ha explicado que con las movilizaciones están "anticipándose a la situación" y "dejando claro nuestro posicionamiento", por lo que continuarán con las movilizaciones y "presiones" mientras no tengan una respuesta "contundente" del Ayuntamiento de Bilbao, para "tratar de proteger a nuestro niños" porque "la salud de los niños es lo primero".

ESCUELA PÚBLICA

Por otro lado, desde la AMPA consideran que tampoco se está protegiendo la educación pública, ya que se está "poniendo en peligro la propia existencia del Cervantes, una de las pocas escuelas públicas que quedan en el centro de Bilbao".

La AMPA del Colegio Cervantes ha publicado, además, sendas cartas al Ayuntamiento y al Obispado de Bilbao. En la misiva dirigida al Consistorio, piden que no se conceda la licencia de demolición del edificio de BAM en una situación de emergencia sanitaria como la actual. "No nos vale que digáis cuando se conceda la licencia ya se tomarán medidas. Antes de que la operación inmobiliaria estuviera aprobada, esto es, de que tuviera vuestro visto bueno municipal, también nos comunicasteis que no había nada aprobado, que ya se vería, que nos avisaríais si pasaba algo, para que nos enteráramos finalmente por la prensa", denuncian.

Por ello, demandan al Consistorio que actúe "con previsión y antelación para defender la salud de los más pequeños" e insisten en que no se otorgue la licencia de derribo "hasta que haya pasado esta emergencia sanitaria" porque "la salud de la comunidad escolar y sus familias está en juego, ya que, en el Cervantes, debido a la pandemia de covid-19, y "en cualquier centro escolar, necesitamos tener las ventanas abiertas para poder ventilar" y "con una demolición en la parcela de enfrente no vamos a poder hacerlo".

En ese sentido, advierten de que "el ruido y polvo de las obras, inherente a cualquier construcción, haría muy difícil, por no decir imposible, tener las ventanas abiertas para conseguir la renovación de aire adecuada".

En cuanto a la carta dirigida al Obispado de Bilbao, desde la AMPA piden que retrasen la demolición del edificio de la escuela de magisterio BAM hasta que pase la emergencia sanitaria. "Vivimos momentos ya de por sí críticos y el derribo que tenéis pensado realizar frente a nuestra escuela haría imposible la correcta ventilación de nuestras aulas", advierten.

Además, recuerdan que los alumnos de la BAM han realizado sus prácticas en la escuela Cervantes, edificio que "carece del espacio necesario al aire libre", ya que "dispone en su mayoría de patios cubiertos".

En la situación actual, explican, los alumnos del segundo ciclo "están obligados a turnarse (cada 15 días) en salir al patio exterior para poder respetar los grupos burbuja". "No hay espacio suficiente en los patios para que puedan salir. Ahora que BAM se ha mudado a Derio y tanto el edificio como su patio han quedado sin uso, os pedimos que cedáis temporalmente el uso del patio", solicitan.

Desde la AMPA también recuerdan el ofrecimiento de que el gimnasio del futuro edificio de Bizkeliza Etxea, en caso de llegar a construirse, pudiera ser usado por la escuela y el barrio, y piden al Obispado que haga "realidad" ese ofrecimiento en estos momentos de emergencia sanitaria y ceda el patio de BAM ahora.

Más información