Actualizado 18/11/2015 14:56 CET

Arturo Ripstein: "Con Buñuel me convencí de que no había otro camino que ser director"

Arturo Ripstein, Premio Cineuropa 2015
EUROPA PRESS

Confiesa su "fascinación" por lo "pesimista" y elogia el Festival Cineuropa, que "aglutina prácticamente todo lo bueno que se hace"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Hijo de un productor de cine comercial, el mexicano Arturo Ripstein descubrió gracias a Luis Buñuel que había "cosas alternativas" en el mundo del celuloide y, con 15 años, determinó su vocación. "Con Buñuel me convencí de que no había otro camino que ser director", confiesa.

Ripstein ha viajado estos días hasta Santiago de Compostela para recibir este jueves el Premio Cineuropa 2015, en un acto que tendrá lugar en el Teatro Principal y al que seguirá la proyección de su película 'Profundo Carmesí', dirigida en 1996.

En un encuentro con los medios este miércoles, el cineasta mexicano ha agradecido que su nombre se sume al "muy notable" grupo de premiados por este festival, que, ha ironizado, ve "merecido". "Por supuesto que me lo merezco, aunque solo sea por ancianito", ha bromeado.

Ripstein ha dedicado al cine medio siglo de su vida y reconoce en sus películas una "fascinación por lo oscuro", por lo "terrible" y por lo "pesimista", así como por los "supervivientes" a las tragedias. "No soy ajeno a lo que perpetro", ha destacado el cineasta, que se inspira sobre todo en su país, México.

En esta línea, ha reconocido el cine mexicano que se hace fuera de los circuitos más comerciales, así como el "indiscutible talento" de nombres como Alejandro González Iñárritu o Guillermo del Toro, de quienes, no obstante, ha rechazado que estén haciendo "cine mexicano".

"No se puede hacer cine mexicano con Sandra Bullock", ha criticado Ripstein, "que hayan decidido irse a Hollywood es arriesgado, porque muchos van y pocos lo consiguen, y es de reconocer, pero que estén haciendo películas mexicanas, pues no", ha sentenciado.

LOS INICIOS CON BUÑUEL

Ripstein, hijo de un productor que "hacía cine muy convencional" y "orientado a ser de lucro", descubrió con 15 años, con una película de Luis Buñuel, que "había cosas alternativas" en el mundo del celuloide.

Del director español, reconoce, le "fascinó" su "ferocidad", y destaca el "cierto cariño" que le tomó en sucesivos encuentros en México mientras intentaba acercarse a su enfoque y al de otros directores, contactos que se iniciaron cuando un Ripstein casi adolescente se presentó en casa de Buñuel y este, tras mostrarle 'Un perro andaluz', le "cerró la puerta en las narices".

No obstante, Ripstein rechaza que Buñuel fuese un referente central para él, dado que contaba con otros referentes en la dirección que le aportaban "más cosas" y a los que parecerse.

FESTIVAL CINEUROPA

Ante los medios, Arturo Ripstein ha calificado de "privilegio" poder participar en el Festival Cineuropa, que "aglutina prácticamente todo lo bueno que se hace" en el celuloide.

"Hay festivales con películas comerciales y con alfombras rojas y hay festivales con buen cine, y este es uno de ellos", ha destacado el director mexicano, quien ha añadido que en el mundo "hay muy pocas películas buenas al año".