Biólogos gallegos advierten de que "sin vacunas hay muertes" y niegan relación con el autismo

Publicado 05/03/2019 14:06:36CET

   El organismo reivindica la vacunación para prevenir enfermedades causadas por microorganismos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Colexio de Biólogos de Galicia ha asegurado que "sin vacunas hay muertes", ha reivindicado la vacunación "como mejor método de prevención de enfermedades causadas por microorganismos" y ha negado que tengan que ver con el Trastorno del Espectro Autista (TEA).

   El colectivo ha emitido un comunicado como reacción a "las reiteradas noticias de intentos de relacionar la administración de vacunas con la aparición de determinadas enfermedades".

   Además, esta respuesta se produce apenas unos días después de que la Xunta de Galicia haya hecho pública su intención de priorizar a los niños que hayan cumplido con el calendario de vacunación a la hora de matricularse en escuelas infantiles.

   En la nota de prensa, explica que las "vacunas son medicamentos biológicos que, aunque increíblemente específicos, no son siempre todo lo eficaces que deberían; pero no porque produzcan efectos indeseables, sino porque no siempre su efecto beneficioso es todo lo duradero que gustaría". De hecho, ha razonado que "lo normal es que sea necesaria una revacunación con el paso del tiempo".

   A renglón seguido, ha negado que las vacunas tengan que ver con el autismo o con el TEA, y ha asegurado que esta asociación "ha sido desmontada y refutada por múltiples estudios científicos".

ALARMA SOCIAL

   Los biólogos gallegos apuntan a dos fenómenos "concomitantes pero independientes" dado que, por un lado, "se ha incrementado el uso de vacunas" y, por otro, "se ha incrementado el número de pacientes diagnosticados por TEA". No en vano, "la incidencia se ha multiplicado por 37 provocando una gran alarma social".

   Sin embargo, alertan de que "se ha producido un incremento en el diagnóstico que ha generado alarma social de consecuencias epidemiológicas nefastas", y ponen como ejemplo Minnesota (EEUU), en una comunidad de somalíes en la que se redujo la cobertura de la vacuna Triple Vírica --contra sarampión, paperas y rubeola-- del 92% en 2004 al 43% en 2014. La consecuencia es que, en 2017, "se produce un brote de sarampión que ha provocado 93 muertes".

   Así, el colegio ha afirmado que "sin vacunas hay muertes, con vacunas no hay TEA", y ha defendido que las vacunas "son un tesoro de medicamentos biológicos y la mejor manera de combatir enfermedades que causan dolorosos padecimientos, muertes y efectos secundarios incapacitantes".

   Por último, ha apuntado a la necesidad de "mejorarlas, pues son un método de inmunización que puede tener ciertos efectos indeseados", pero ha añadido que "el TEA no es uno de ellos".

Contador