PP y PSOE rechazan el rescate de Alcoa, mientras En Marea y BNG cuestionan confundir "interés general" con "comunismo"

Cierre de las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña
M. Dylan/ Europa Press
Publicado 12/11/2018 15:42:45CET

   El PPdeG ve "un tanto estridentes" las declaraciones de la ministra e insiste en que lo que tiene es que "cumplir los compromisos" adquiridos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las declaraciones de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien rechazó en la pasada jornada la intervención de las factorías de la Alcoa con el argumento de que España no es "un régimen comunista" han tenido eco este lunes en la Cámara autonómica, donde cada uno de los cuatro grupos con representación ha evidenciado su postura.

   Así, populares y socialistas han rechazado la vía de la intervención, al considerar que no se trata de la "solución adecuada"; mientras que En Marea y BNG han puesto el acento en otros "rescates" como el bancario o el de las radiales madrileñas, antes de lamentar que se confunda la defensa del "interés general" con "comunismo".

   Preguntado al respecto, en rueda de prensa, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha esgrimido que el Gobierno lo que tiene que hacer, dentro del "marco legal" en el que se mueve, es "cumplir los compromisos" alcanzados en la última reunión de Madrid, a la que acudió también el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

   En este sentido, aunque ha reconocido que las declaraciones de la ministra "sonaron un tanto estridentes", se ha remitido a los acuerdos alcanzados "por unanimidad" en la Cámara y ha esgrimido que Xunta y PP no se van a mover de los mismos.

   Así, ha concretado que lo que tiene que hacer el Ejecutivo de Pedro Sánchez es hablar con la empresa para que retire el expediente de extinción de empleo, activar los 150 millones consignados en los presupuestos para completar las pujas de interrumpibilidad para las electrointensivas y articular una tarifa energética estable de como mínimo cinco años.

   Al respecto de este tipo de propuestas "estables", ha asegurado que hay "pocas controversias".

"NO SERÍA LA SOLUCIÓN MÁS ADECUADA"

   Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha pedido "no centrarse en una frase", la de Valerio, sino en "el conjunto de la estrategia". "La ministra lo que tiene que hacer es examinar la propuesta de ERE de Alcoa y ver si cumple con todas las formalidades. Y lo está haciendo de forma rigurosa", ha defendido el dirigente socialista.

   De esta manera, ha interpretado que lo que ha dicho la titular de Trabajo es que "no cabe por parte del Estado la asunción" de Alcoa, que "no sería la solución más adecuada". Así, ha advertido de posicionamientos políticos que "se están generando en algunos sectores de opinión con ideas que no pueden prosperar".

   En este sentido, ha aclarado que "no es posible que no entre aluminio de otros países europeos", puesto que hay un mercado único. "¿Se puede hacer algún tipo de supervisión? Sí", ha planteado y contestado, pero ha avisado de que "no se puede impedir" la importación y que pasarla al sector público lleva "a un camino que nadie quiere practicar".

"TRABAJAR POR EL INTERÉS GENERAL"

   El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha ironizado con que "una gran teórica" en Derecho Constitucional como Magdalena Valerio debería conocer el artículo 128 de la Carta Magna española, que reserva el derecho del Estado a intervenir una empresa en beneficio del interés general.

   "No es comunismo, es trabajar por el interés general", ha remarcado Villares, que ha instado al Partido Socialista a dejar de "frivolizar" con las propuestas y plantear "soluciones" para los trabajadores de Alcoa.

   Frente a la resistencia del Gobierno central a estudiar una intervención de la compañía, el magistrado en excedencia ha recordado los "rescates" al sector bancario en los que se emplearon 36.000 millones de euros de las arcas públicas "que se fueron a fondo perdido". "Si la ministra conociese la realidad de Galicia no haría esas declaraciones", ha concluido.

CUESTIONA QUE ESTE RESCATE FUESE "COMUNISMO"

   El BNG se ha preguntado "cuál es el criterio" para que el rescate de la banca sea "solidaridad" y el de una empresa de la que dependen "cientos de puestos de trabajo" constituya una forma de "comunismo". "Nos preguntamos por qué se puede rescatar la banca y las radiales madrileñas (y no Alcoa)", ha retado.

   Su portavoz parlamentaria, Ana Pontón, ha ido más allá al preguntar a la ministra Valerio "qué diría si en vez de Alcoa estuvieran en juego" los puestos de trabajo en una "empresa en Cádiz". "¿También nos diría que es comunista?", ha continuado la diputada nacionalista, antes de proclamar que "¡Basta ya de discriminaciones con Galicia!".

   Por ello, la diputada nacionalista ha esperado que el Gobierno socialista "rectifique". "Hay que retirar ese ERE de extinción y, si sigue adelante, el Estado tiene instrumentos legales, amparados por la Constitución, que es hacerlo a través de un rescate (y que trabajase a través de la SEPI)", ha aseverado Ana Pontón, quien ha exigido "buscar una solución para mantener la actividad industrial".