Actualizado 29/01/2011 16:32 CET

PSdeG cree que el Consello Escolar "enmudeció" a Educación con la "ratificación del clamor" contra la Ley de Convivencia

Guillermo Meijón
EP/PSDEG

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Educación del PSdeG, Guillermo Meijón, ha subrayado que el Consello Escolar de Galicia "enmudeció" a la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, después de "una derrota en toda regla" con su rechazo al borrador del anteproyecto de la Ley de Convivencia y Participación de la Comunidad Educativa.

En rueda de prensa, Meijón ha definido la negativa del Consello Escolar como "una ratificación del clamor de la comunidad educativa en contra de ese texto", y como "un clamor contra una norma que apenas resuelve ni aporta nada sobre lo que existe en la actualidad", para de nuevo referirse por tercera vez a un "clamor" contra "un texto trampa" y contra "la farsa de un conselleiro".

En este sentido, ha destacado que ocho enmiendas a la totalidad consiguieron 21 votos a favor, 11 en contra y cuatro abstenciones. Así, ha hecho hincapié en que de los 11 votos negativos, "seis" son de personal de la propia Administración autonómica "escogidos directamente por ellos", por lo que ha dejado el resultado en "21 votos contra cuatro".

De este modo, ha criticado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y al conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, porque "contar con un diputado más en el Parlamento de Galicia no da patente de corso para convertir una democracia en un régimen de imposiciones y de ordeno y mando", junto a lo que ha censurado el proceso seguido por la Consellería para tratar de "imponer un texto a cualquier precio y cualquier desprecio

Asimismo, ha destacado que hablar de consenso "conlleva utilizar los mecanismos democráticos y sobre todo respetarlos, cuestión que este conselleiro y presidente nunca cumplen", a lo que ha añadido que Jesús Vázquez "no puede seguir empecinándose con este texto".

En este sentido, el PSdeG ha demandado la realización de un estudio para conocer qué acontece en las aulas gallegas y que, a su parecer, debe ser hecho por el Observatorio Galego da Convivencia Escolar, que tiene dentro de sus funciones "precisamente ese cometido". A partir del cual se elaboraría "un documento cero" para remitirlo a todos los consejos de Galicia, con el fin de conseguir la puesta en marcha de un texto inicial.