Publicado 30/01/2020 18:11:11 +01:00CET

Jupol trasladará a los Juzgados de Barcelona su querella por el cómic del 1-O 'On és l'Estel·la'

El director de Comanegra, Joan Sala y el presidente de la OCB, Josep de Luis, en rueda de prensa.
El director de Comanegra, Joan Sala y el presidente de la OCB, Josep de Luis, en rueda de prensa. - EUROPA PRESS - Archivo

El Juzgado de Palma no puede actuar porque la editorial y el autor están fuera de su partido judicial

PALMA DE MALLORCA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato policial Jupol trasladará a Barcelona su querella por el cómic del 1-O 'On és l'Estel·la' después de que el Juzgado de Primera Instancia número 15 de Palma haya archivado el procedimiento por una cuestión de competencia territorial.

El Juzgado palmesano tenía pendiente la celebración de un acto de conciliación previo a la interposición de una querella, porque consideran que la publicación "menosprecia y denigra" el honor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. El acto de conciliación estaba previsto para septiembre pero se suspendió porque no se pudo notificar la citación al autor del cómic, Toni Galmés.

Se trata de un procedimiento distinto al que tutela, ya en la vía penal, el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, que parte de una denuncia conjunta de otros cuatro sindicatos policiales.

ARCHIVO POR UNA CUESTIÓN DE COMPETENCIA TERRITORIAL

En el caso de Jupol, el Juzgado de Primera Instancia número 15 de Palma ha archivado el procedimiento al estimar un recurso de la empresa editora del cómic, Comanegra, por una cuestión formal.

El escrito original de Jupol se dirigía también contra el Govern porque había subvencionado el libro. Sin embargo, el Juzgado aclaró que el Govern no puede ser citado en conciliaciones. Además, desde la Conselleria de Presidencia trasladaron a Jupol el apoyo del Ejecutivo a las fuerzas de seguridad y explicaron que en la subvención no se valoraba el contenido de la obra, "que muchas veces no está finalizada en el momento de pedir la ayuda".

Jupol valoró el apoyo y aceptó las explicaciones del Govern. Sin embargo, al no tenerlo como parte en el procedimiento de conciliación, el asunto queda fuera del partido judicial de Palma, puesto que tanto la editorial como el autor están asentados en Cataluña.

Por su parte, la editorial Comanegra avanzó que no aceptará las peticiones de Jupol, que incluyen retirar la publicación del mercado y eliminar los ejemplares, que se pida perdón a la Policía y abonar la cantidad simbólica de un euro.

GALMÉS, CITADO ESTE JUEVES

Por otro lado, el autor mallorquín Toni Galmés ha declarado este jueves como investigado en el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma por la denuncia presentada por la Confederación Española de Policía (CEP), Unión Federal de Policía (UFP), Sindicato Profesional de Policía (SPP) y Sindicato Unificado de Policía en Baleares (SUP) en Baleares.

Galmés se ha amparado en la libertad de expresión para justificar el trabajo y ha asegurado este jueves ante el juez que no pretendía ofender a las fuerzas de seguridad con las ilustraciones de policías nacionales y guardias civiles recogidas en la publicación.

En el escrito presentado en la Fiscalía recogían algunos ejemplos como "un grupo de policías abusando sexualmente de una mujer, a la que tocan en sus genitales"; "agentes que bailan encima de sacos de 'fariña', haciendo referencia a la cocaína"; o "un agente de la Unidad de Intervención Policial, vestido de 'karateka', que salta sobre las partes íntimas de una mujer", entre otras imágenes.