ACNUR alerta de que la crisis en RCA es "la mayor emergencia humanitaria olvidada"

Publicado 28/04/2015 6:50:11CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha alertado este lunes de que la crisis en República Centroafricana (RCA) se está convirtiendo en "la mayor emergencia humanitaria olvidada de nuestro tiempo", al tiempo que ha cifrado en 900.000 el número de desplazados por la violencia.

La coordinadora humanitaria de la ONU para ese país, Claire Bourgeois, ha explicado que más de 460.000 centroafricanos han buscado refugio en los países vecinos, mientras que cerca de 436.000 se han visto desplazados dentro de las fronteras de RCA.

"Por supuesto, no podemos responder a la crisis humanitaria si las raíces del conflicto, esto es la política y la seguridad, no son atendidas", ha valorado.

Asimismo, ACNUR ha señalado que un total de 2,7 millones de personas necesitan algún tipo de ayuda humanitaria en el país. En este sentido, Bourgeois ha explicado que únicamente se ha obtenido un catorce por ciento de los fondos necesarios para cubrir el envío de la ayuda requerida.

En esta misma línea, ha lamentado las "condiciones adversas" a las que hace frente el personal de la ONU sobre el terreno, recalcando que en los últimos dos meses se ha registrado una media de un incidente diario contra quienes dan ayuda a los refugiados.

Bourgeois ha remachado que la situación "se complica debido a los diversos problemas a los que han hecho frente las autoridades de transición para restaurar el orden en el país".

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que sólo el 55 por ciento de las instalaciones sanitarias están funcionando en un país que tiene una de las tasas de mortalidad infantil y materna más altas del mundo.

El enviado especial de la Secretaría General de Naciones Unidas en RCA, Babacar Gaye, afirmó hace unas semanas que la situación en el país sigue estando marcada por las tensiones sectarias y el empeoramiento de la crisis humanitaria, a pesar de los intentos de avanzar en el proceso de transición política.

En unas declaraciones ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Gaye subrayó que la población civil sigue estando en riesgo de sufrir ataques por parte de la coalición musulmana Séléka y de las milicias cristianas 'anti balaka', en el marco de la continuación de las hostilidades entre ambas partes.

Asimismo, dijo que el país ha registrado un incremento en el número de desplazados internos desde el inicio de 2015, con un total de 50.000 nuevos registrados en estos primeros tres meses y medio.

A ello hay que sumar que, según los datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cerca de 1,5 millones de personas viven en situación de inseguridad alimentaria.