Publicado 10/06/2015 20:43CET

Aumento de los ataques sobre civiles y 'cascos azules' en Darfur

Cascos azules en Darfur (Sudán)
HO NEW / REUTERS

NUEVA YORK, 10 Jun. (Reuters/EP) -

Naciones Unidas ha advertido este miércoles del aumento de ataques violentos contra 'cascos azules' y civiles en la sacudida región de Darfur, en el oeste de Sudán, donde decenas de miles de personas se han visto obligadas a huir por la dureza de los enfrentamientos.

Varios diplomáticos de la ONU denuncian que el Gobierno sudanés ha adoptado una posición de rechazo progresivo a la Misión Híbrida de la Unión Africana y la ONU en Darfur (UNAMID).

El secretario general adjunto de la ONU, Edmond Mulet, ha informado a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de que ha habido un progreso insignificante en los esfuerzos de paz en Darfur, y ha agregado que existe una preocupación creciente por los ataques sobre objetivos de la UNAMID.

El último informe del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha detallado que hay registros de 60 "incidentes y ataques hostiles sobre la UNAMID" de abril a mayo de 2015, en comparación con los 46 documentados en el trimestre anterior.

Mulet ha resaltado que la segunda fase de la campaña militar 'Verano Decisivo' por parte del Gobierno para terminar con los grupos armados ha causado una nueva ola de desplazados en Darfur. Asimismo ha estimado en al menos 78.000 los nuevos desplazados en lo que va de año, aunque la ONU no ha podido verificar informes que hablan de unos 130.000.

El 'número dos' de la legación diplomática sudanesa ante la ONU, Hasán Hamid Hasán, ha dicho al Consejo que la violencia y los desplazamientos son principalmente consecuencias de los choques tribales y de los ataques de los rebeldes, no de las fuerzas gubernamentales. A este respecto ha asegurado que las operaciones del Gobierno han aportado estabilidad a la región.

"SERÍA IRRESPONSABLE MARCHARSE DE DARFUR"

A finales del año pasado Jartum ordenó a la UNAMID retirarse del país después de comenzar una investigación sobre presuntas violaciones en masa por parte de los soldados sudaneses en Darfur.

Varios diplomáticos del Consejo han manifestado que, dado la situación actual, no debe existir ninguna retirada rápida de los miembros de la UNAMID. "Sería irresponsable ceder a las demandas de Jartum de una salida prematura o parcial", ha afirmado un alto cargo estadounidense que ha preferido conservar el anonimato. "No vamos a dejar Darfur a merced del régimen represivo de Jartum", ha agregado.

UNAMID ha recibido fuertes críticas por parte de las potencias occidentales por no haber hecho lo suficiente para proteger a los civiles y ocultar información sobre la escalada de violencia contra ellos y contra los 'cascos azules' por parte del Ejército de Sudán y de sus milicias aliadas.

Para leer más