Bulgaria reconoce que sólo posee un "indicio" que implique a Hezbolá en el atentado contra un autobús turístico

Actualizado: miércoles, 5 junio 2013 12:38

SOFÍA, 5 Jun. (Reuters/EP) -

Bulgaria ha reconocido este miércoles que sólo posee un "indicio" que implique a Hezbolá en el atentado contra un autobús turístico, que el pasado mes de julio causó la muerte de ocho personas (incluidos seis israelíes), y ha advertido de que la Unión Europea no debería basar en "datos indirectos" su posible decisión de incluir a este partido-milicia chií libanés en la lista de grupos terroristas.

El nuevo Gobierno búlgaro, liderado por los socialistas, se ha retractado de los cargos presentados por el anterior Ejecutivo, liderado por la centro derecha, contra Hezbolá, al que acusó de llevar a cabo el ataque contra un autobús turístico en la ciudad de Burgas, en el sureste de Bulgaria, que acabó con la vida de seis turistas israelíes y del guía y del conductor del autobús, de nacionalidad búlgara.

"Es importante que la decisión de la UE no se base sólo en el atentado de Burgas porque creo que la prueba que tenemos no es explícita", ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores, Kristian Vigenin, en la radio estatal búlgara BNR.

"Hay un indicio que apunta a que es posible que Hezbolá se encuentre detrás del ataque pero no podemos tomar decisiones con importantes consecuencias para la UE basándonos en datos indirectos", ha afirmado. "Si obtenemos pruebas suficientes de otros casos, entonces no nos retractaremos de nuestra decisión", ha añadido Vigenin.

El ministro de Exteriores ha asegurado que las autoridades búlgaras continúan con las investigaciones sobre el atentado y que mantendrán informados a los gobiernos de la UE. Hezbolá ha negado cualquier tipo de implicación con el atentado de Burgas.

Ayer, la petición británica ante la UE de incluir en la lista de grupos terroristas a la rama militar de Hezbolá se encontró con la oposición de varios miembros de la Unión, que consideran que la decisión podría aumentar aún más la inestabilidad en Oriente Próximo.

Algunos diplomáticos han señalado que una decisión así podría complicar las relaciones de la UE con Líbano, donde Hezbolá forma parte de la coalición gubernamental, y que podría aumentar las tensiones en un país que ya está sufriendo las consecuencias de la guerra civil de Siria.

Reino Unido, que en el pasado contactó con la "rama política" de Hezbolá, ha argumentado que el grupo debería enfrentarse a sanciones europeas por su implicación en el atentado de Burgas y en un complot para atentar contra los intereses israelíes en Chipre. La UE debatirá de nuevo la petición británica a finales de este mes.

En febrero, el anterior Gobierno instó a los gobiernos europeos ha tomar medidas más fuertes contra Hezbolá, tras culparles del atentado de Burgas. Los socialistas, que por aquel entonces estaban en la oposición, acusó al Ejecutivo de darse prisa al implicar a Hezbolá sin disponer de pruebas suficientes y de exponer al país balcánico a posibles ataques terroristas.