Corea del Norte rechaza las denuncias de la ONU sobre la situación de los DDHH en el país

Kim Jong Un
REUTERS / KCNA KCNA - Archivo
Publicado 19/06/2018 22:49:44CET

GINEBRA (SUIZA), 19 Jun. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Corea del Norte ha rechazado este martes las acusaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, sobre la existencia de violaciones graves y extendidas de los Derechos Humanos en el país pese a su apertura democrática.

En un discurso pronunciado el lunes, el máximo responsable en materia de Derechos Humanos de la ONU dijo que su oficina ha encontrado "pocos cambios" en la situación de "sistemáticas, graves y prolongadas violaciones de Derechos Humanos".

"Las personas de Corea del Norte arriesgan sus vidas y su dignidad para el ejercicio de sus derechos humanos fundamentales, incluso intentando salir del país y comunicándose con personas del exterior", explicó.

En respuesta, el 'número dos' de la delegación norcoreana en Ginebra, Choe Myong Nam, ha afirmado que las declaraciones de Zeid estuvieron fundamentadas en "información no confirmada inventada y difundida por fuerzas hostiles a Corea del Norte".

Así, ha manifestado que Pyongyang está comprometido con promover el diálogo, al tiempo que "rechaza firmemente la politización, la selectividad y el doble rasero, así como las acusaciones infundadas y los prejuicios". Choe ha denunciad "las resoluciones altamente politizadas" contra el país.

A principios de mes, el relator especial de Naciones Unidas para Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, pidió a Estados Unidos y otros países que en sus encuentros con el régimen de Kim Jong Un aborden la situación de los Derechos Humanos en la nación asiática.

En este sentido, animó a Corea del Norte a embarcarse en tales conversaciones porque le daría "credibilidad" en el resto de cuestiones. "Demostraría que quiere convertirse en un país normal", consideró.

En concreto, pidió a las partes "poner sobre la mesa" los campos para prisioneros políticos de Corea del Norte. De acuerdo con un informe de la ONU que data de 2014, habría entre 80.000 y 120.000 personas recluidas en ellos.

"He podido hablar con gente que ha salido recientemente de Corea del Norte y me ha hablado de su miedo a ser enviado a estos lugares. Me han contando que la gente desaparece repentinamente", denunció, antes de reclamar a Kim una "amnistía general".