EEUU achaca los últimos bombardeos en Yemen a los movimientos sobre el terreno de los huthis

Publicado 28/04/2015 4:06:13CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha achacado este lunes los últimos bombardeos en Yemen de la coalición internacional encabezada por Arabia Saudí a los movimientos sobre el terreno de los rebeldes chiíes.

"El giro saudí de la fase uno a una fase política y humanitaria --en referencia al anuncio del fin de la campaña de bombardeos-- fue predicada con la noción de que la gente se quedaría en sus puestos y que se iría a un proceso de conversaciones mediada por Naciones Unidas para alcanzar una solución política", ha dicho.

"Sin embargo, lo que ha ocurrido es que los huthis empezaron a aprovecharse de la ausencia de una campaña aérea para moverse no sólo hacia Adén, sino en otras partes del país, trasladando artillería y atacando al Ejército", ha explicado.

Kerry ha valorado que "esto requería una nueva respuesta", afirmando que "es importante que todas las partes se ciñan al Derecho Internacional, a las resoluciones de la ONU, y que vayan a la mesa de negociaciones lo antes posible".

"Pido a todas las partes que cumplan con su parte para intentar reducir la violencia y que permitan el inicio de las negociaciones para proteger los intereses de los yemeníes", ha apuntado.

"El futuro de Yemen debe ser decidido por los yemeníes. Todos los yemeníes tienen derecho a ir a la mesa (de negociaciones) y ser parte, pero eso debe ser decidido por los yemeníes, no por partes externas", ha remachado.

Los bombardeos aéreos de la coalición han dado este lunes un gran golpe a las posiciones controladas por los rebeldes huthis en el centro de Yemen y en la capital, Saná, a pesar del anuncio oficial del fin de la ofensiva aérea.

Los aviones saudíes también han atacado el área próxima al complejo presidencial en Saná por segundo día consecutivo, mientras que se han registrado intensos enfrentamientos en las calles de la estratégica ciudad de Taiz, según han apuntado algunos habitantes y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Los enfrentamientos se intensificaron el domingo, tras una relativa calma desde que Riad anunciase la semana pasada que daba por finalizada su campaña de cinco semanas excepto en lugares donde los huthis seguían avanzando.

Naciones Unidas documentó el viernes a través de un nuevo informe que desde que los bombardeos comenzaron el 26 de marzo han muerto más de mil personas, incluidos 552 civiles. El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) estimó que al menos 115 de ellos eran niños.

Durante más de un mes desde que comenzó su ofensiva, ambas partes han estado reteniendo ayuda de primera necesidad. Los rebeldes chiíes han parado camiones que trataban de llegar a Adén y el bloqueo de armas impuesto por la coalición saudí mantenía la ayuda que llegaba a través de vía marítima.

Para leer más