Actualizado 02/08/2013 05:29

Hamás advierte de una posible crisis humanitaria en la Franja a causa del cierre parcial del paso de Rafá

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores del Gobierno de la Franja de Gaza, controlada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha advertido este jueves de una posible crisis humanitaria en el enclave a causa del cierre parcial por parte de las autoridades egipcias del paso fronterizo de Rafá.

"Todos los pasos a la Franja han de permanecer abiertos", ha dicho el ministerio a través de un comunicado, en el que ha destacado que Rafá "es la única puerta de Gaza al mundo tras el bloqueo del resto de puntos por parte de la ocupación israelí".

Asimismo, ha destacado que el puesto fronterizo permanece abierto únicamente cuatro horas al día desde su reapertura y ha solicitado que se permita el paso de todos los bienes y personas que quieran entrar en el enclave, según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

La petición de Hamás se suma a la formulada la semana pasada, cuando solicitó a las nuevas autoridades egipcias que no continúen con la demolición de los túneles subterráneos, al tiempo que advirtieron de que dicha decisión asfixiaría al enclave.

Las fuerzas de seguridad egipcias han destruido decenas de túneles subterráneos en las últimas semanas desde el derrocamiento del expresidente Mohamed Mursi, lo que ha provocado una carestía en varios bienes de consumo, incluyendo el combustible.

El primer ministro del Gobierno gazací, Ismail Haniyeh, subrayó que esta política "va a estrangular a Gaza". "Somos conscientes de que Egipto tiene necesidades a nivel de seguridad, pero las necesidades de nuestro pueblo no han de verse afectadas", indicó.

En este sentido, el coordinador Especial de Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Próximo, Robert Serry, afirmó que alrededor del 80 por ciento de los túneles subterráneos que conectan Egipto con la Franja de Gaza han sido destruidos en el marco de la campaña lanzada por las autoridades egipcias a tal fin.

Serry agregó que en enclave sufre "una grave escasez de combustibles y materiales de construcción" y achacó la situación a la decisión del Gobierno egipcio, argumentando que los túneles eran el principal punto de entrada de estos bienes debido a las restricciones impuestas en los puestos fronterizos.