Líder de la junta militar en Burkina justifica el golpe por el riesgo de inestabilidad

El general Diendere, jefe de la junta militar en Burkina
JOE PENNEY / REUTERS
Publicado 17/09/2015 14:43:05CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El general Gilbert Diendéré, el jefe de la junta militar que ha destituido al Gobierno y se ha hecho con el poder en Burkina Faso, ha justificado el golpe de Estado con el argumento de que había que evitar la "desestabilización" del país en un momento en el que se vivía una "grave situación de inseguridad preelectoral".

En declaraciones telefónicas al portal de noticias Jeune Afrique, el general Diendéré ha asegurado que el presidente del país, Michel Kafando, y el primer ministro, Yacouba Isaac Zida, están bajo arresto domiciliario y que próximamente serán liberados.

Este militar que ha estado durante 30 años al frente de la Guardia Presidencial del anterior mandatario, Blaisé Compaoré, ha afirmado que sus hombres "han pasado a la acción" por las acciones de "exclusión" adoptadas por "las autoridades de transición" con el objetivo de "impedir" la "desestabilización" del país.

El general Diendéré ha sido nombrado por la junta militar como el líder del Consejo Nacional para la Democracia, el órgano creado este jueves tras el golpe de Estado para dirigir el país y que deberá nombrar un gobierno de unidad nacional que organice unas elecciones "inclusivas".

El ahora presidente del Consejo Nacional para la Democracia ha subrayado su deseo de celebrar unas elecciones "con todos los actores políticos" pero después de fijar "bien las bases". "Las elecciones tendrán lugar pero debemos ponernos de acuerdo", ha asegurado.

El general también ha afirmado que la junta militar no tiene ningún vínculo con el Congreso para el Progreso y la Democracia (CPD), el partido de Compaoré que había sido excluido de los comicios previstos para octubre y ahora anulados.

"Tenemos amigos en el CDP al igual que en otros partidos políticos pero esta proximidad con el CDP no es la razón de nuestra entrada en acción", ha explicado el líder de la junta militar que ha tomado el poder en Burkina Faso.

Tras el anuncio de la destitución de las autoridades civiles y la toma del poder por parte de los militares, el presidente del Parlamento de Burkina Faso, Moumina Cheriff Sy, ha rechazado el golpe, ha exigido a las Fuerzas Armadas que frenen a los golpistas y se ha reivindicado como el mandatario interino del país hasta la liberación de Kafando.