Pakistán advierte del riesgo de "genocidio" en Cachemira por la "ocupación militar ilegal" de India

Actualizado 10/09/2019 14:05:59 CET
El ministro de Exteriores paquistaní, Shá Mehmood Qureshi, en una rueda de prensa en Islamabad
El ministro de Exteriores paquistaní, Shá Mehmood Qureshi, en una rueda de prensa en Islamabad - -/SPA/dpa - Archivo

GINEBRA, 10 (Reuters/EP)

El ministro de Asuntos Exteriores de Pakistán, Shá Mehmood Qureshi, ha denunciado este martes ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el riesgo de "genocidio" en la región de Cachemira por la "ocupación militar ilegal" por parte de India.

El Gobierno de Nueva Delhi revocó el 5 de agosto el estatuto de autonomía de la parte india de Cachemira, una región en la que viven ocho millones de personas y cuya soberanía se disputan desde hace décadas ambos países.

"Las desoladas y traumatizadas localidades, montañas, llanuras y valles de la Cachemira ocupada por India reverberan hoy con los nefastos recuerdos de Ruanda, Srebrenica, los rohingyas y la matanza de Gujarat", ha afirmado Qureshi, en su discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra.

"El pueblo de la Cachemira ocupada por India está sufriendo lo peor. Me estremezco al mencionar la palabra genocidio aquí pero debo hacerlo. Los cachemires en el territorio ocupado, como grupo religioso, racial, étnico y nacional, afrontan graves amenazas a sus vidas, a su forma de vivir a su sustento por parte de un régimen xenófobo, misógino y asesino", ha dicho el jefe de la diplomacia de Pakistán. India no ha respondido al discurso de Qureshi ante el Consejo de Derechos Humanos.

En declaraciones a la prensa en Ginebra, Qureshi ha dicho que no ve posible un acercamiento entre India y Pakistán a propósito de Cachemira. "No veo actualmente un escenario en el que haya posibilidad de un contacto bilateral con India", ha señalado.

El titular de Exteriores paquistaní ha emplazado al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y al Consejo de Seguridad de la organización multinacional a tomar cartas en ese asunto para poner fin a las tensiones entre ambos países.

"Hoy ocho millones de personas están en prisión, privadas de todas las libertades civiles y políticas. El mundo no puede y no debe permanecer en silencio. Si lo hace, será parte de esta negligencia criminal", ha afirmado Qureshi.

Pakistán e India se disputan la región de Cachemira desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

En la zona operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los paquistaníes niegan toda implicación y aseguran que su apoyo a los separatistas es meramente moral. Las estimaciones cifran en unos 45.000 los fallecidos debido a este conflicto desde finales de la década de 1980.

Las tensiones entre ambos países alcanzaron su máximo de los últimos años tras el atentado perpetrado el 14 de febrero en la localidad de Pulwama, en la Cachemira india, que se saldó con la muerte de 40 agentes. La autoría del atentado fue reclamada por el grupo armado Jaish-e-Mohammad (JeM), tras lo que India acusó directamente a Pakistán de estar implicado en el ataque, lo que fue rechazado de plano por Islamabad.

En el primer semestre de 2019 han muerto más de 300 personas en la región, según los datos recopilados por el Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED). La cifra es la peor desde que empezó a recabar datos en 2016.

Contador

Para leer más