RDC acusa a Ruanda y al grupo rebelde M23 de preparar un ataque contra la ciudad de Goma

Archivo - Soldados de República Democrática del Congo (RDC) en una imagen de archivo
Archivo - Soldados de República Democrática del Congo (RDC) en una imagen de archivo - ALAIN UAYKANI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO
Publicado: miércoles, 31 mayo 2023 15:32

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de República Democrática del Congo (RDC) ha acusado a Ruanda y al grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23) de preparar un ataque contra la ciudad de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, situada en el este del país africano.

El portavoz del Ejército congoleño, Sylvain Ekenge, ha apuntado a "movimientos de tropas de las Fuerzas de Defensa de Ruanda y el M23, así como sus reclutas que acaban de terminar su formación en Ruanda y Tchanzu (en la provincia congoleña de Ituri), para recuperar sus antiguas posiciones en Kibumba y Rugari".

"Los objetivos de este redespliegue es atacar la ciudad de Goma y acentuar la crisis humanitaria", ha dicho Ekenge, que ha recalcado además que el M23 contaba en las citadas localidades con su "cuartel general avanzado", según ha recogido la emisora sudanesa Radio Okapi.

Las declaraciones del portavoz del Ejército llegan dos semanas después de que el Gobierno congoleño acusaran al grupo rebelde de estar en "la lógica del reinicio de las hostilidades", en medio del alto el fuego pactado en la provincia de Kivu Norte (este). "Es necesario subrayar que estos terroristas, coaligados con el Ejército de Ruada, no están ya en la lógica del alto el fuego, sino en la del reinicio de las hostilidades", dijo el portavoz del Ejecutivo congoleño, Patrick Muyaya.

El M23 es un grupo rebelde formado principalmente por tutsis congoleños y que opera principalmente en la provincia de Kivu Norte. Tras un conflicto entre 2012 y 2013, RDC y el grupo firmaron en diciembre un acuerdo de paz. En dichos combates, el Ejército congoleño contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas.

El grupo lanzó una nueva ofensiva en octubre de 2022, recrudecida a partir de noviembre, lo que provocó una crisis diplomática entre RDC y Ruanda por su papel en el conflicto. Kigali ha acusado a Kinshasa de apoyar a las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), un grupo armado rebelde fundado e integrado principalmente por hutus responsables del genocidio de 1994 en Ruanda.