Trump apunta a uno de sus resorts de Miami como sede del próximo G7 y asegura que pierde dinero siendo presidente

Publicado 26/08/2019 20:37:46CET
Donald Trump
Donald Trump - Michael Kappeler/dpa

BIARRITZ (FRANCIA), 26 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este lunes que "probablemente" una de sus propiedades privadas, el Trump National Doral Miami, será la sede de la reunión anual de jefes de Estado y de Gobierno del G7 de 2020, que por turno le corresponde organizar a Estados Unidos. Además, al ser interrogado por la prensa si puede dar garantías de que no se está lucrando siendo presidente, Trump ha espetado que en realidad está perdiendo dinero en oportunidades de inversión.

Trump ha argumentado que Doral es una opción ideal tanto por su tamaño como por su cercanía al Aeropuerto Internacional de Miami. "Les encanta la ubicación del hotel y también les gusta que esté justo al lado del aeropuerto por comodidad. Y está en Miami, Doral, Miami, así que es una zona estupenda", ha explicado en rueda de prensa desde Biarritz.

La decisión definitiva aún no está tomada, ha explicado, pero "no hay nada que quede ni remotamente cerca de competir, en particular en lo que se refiere a la ubicación".

En una rueda de prensa posterior, Turmp ha asegurado que no se beneficiará de la elección de Doral. "En mi situación no voy a ganar nada de dinero. En mi opinión, no voy a ganar nada de dinero", ha señalado.

"Creo que me costará entre 3.000 y 5.000 millones de dólares ser presidente sumando las pérdidas y el lucro cesante. Lo único que me importa es este país", ha argumentado.

"Antes ganaba mucho dinero con conferencias. Ahora doy conferencias a todas horas. ¿Saben lo que gano? Cero. Y está bien así. He conseguido muchas cosas y he logrado acuerdos que son muy buenos para el país y eso es mucho más importante", ha remachado.

Trump ha participado ya en tres cumbres del G7 en Italia, Canadá y Francia y en ninguna de las tres el aeropuerto más cercano tenía capacidad para albergar al avión presidencial, el 'Air Force One', por lo que ha sido trasladado por otros medios hasta las sedes.

"Hay muchos lugares que están muy lejos. Hay que ir mucho en coche y necesitan helicópteros. Aquí puedes estar dentro minutos después de aterrizar", ha argumentado.

En cualquier caso, ha elogiado el lugar y la organización de la cumbre de Biarritz, aunque ha destacado que no habrá ningún invitado inesperado, en referencia a la visita sorpresa de este domingo del ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif a Biarritz. "No habrá ninguna sorpresa", ha concluido.

Para leer más