Publicado 18/01/2021 12:28CET

Uganda restaura parcialmente el acceso a Internet tras el anuncio de la victoria de Museveni en las elecciones

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Uganda han restaurado parcialmente el acceso a Internet tras el anuncio de los resultados de las presidenciales celebradas el 14 de enero, bloqueado antes de la votación, en las que el actual presidente, Yoweri Museveni, se ha hecho con un sexto mandato al frente del país.

NetBlocks ha apuntado a través de la red social Twitter que "datos en tiempo real sobre la red muestran un aumento de la conectividad al 37 por ciento", al tiempo que ha reclamado a Kampala que "restaure el acceso total", después de cinco días de bloqueo.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión británica BBC, el bloqueo ha llegado a su fin, si bien el acceso a redes sociales sigue bloqueado, por lo que los usuarios sólo pueden entrar a las mismas a través de VPN.

El bloqueo del acceso a Internet llegó después de que Facebook anunciara la retirada de una serie de cuentas vinculadas al Gobierno que participaban en una campaña de desinformación para influir en el "debate público" de cara a las elecciones, al tiempo que vinculó las mismas al Ministerio de Información.

Museveni dijo que la decisión de cerrar el acceso a redes sociales era algo "desafortunado, pero inevitable", en medio de las denuncias de la oposición. El principal candidato opositor a la Presidencia, Robert Kyagulanyi, ha denunciado un fraude y ha dicho que las autoridades dejaron "a oscuras" el país para proceder al mismo.

En este sentido, Mathias Mpuuga, vicepresidente de la opositora Plataforma de Unidad Nacional (NUP) de Kyagulani en la región central, ha resaltado que la formación "tiene pruebas de llenado de urnas y otras formas de mala praxis electoral" y ha vuelto a denunciar "un fraude electoral".

"Vamos a adoptar todas las medidas que permita la ley para hacer frente a este fraude. Pedimos a los ugandeses que rechacen este fraude", ha resaltado durante una rueda de prensa recogida por la cadena de televisión NTV, que ha publicado las declaraciones a través de Twitter.

El portavoz de la NUP, Joel Ssenyonyi, ha destacado además que los opositores "no iniciaron este viaje para convertirse en el principal partido de oposición en Uganda". "Lo hicimos para ver un cambio en el liderazgo de Uganda, y ese objetivo aún no ha sido logrado", ha añadido.

Por su parte, Kyagulanyi, conocido popularmente como Bobi Wine, denunció el domingo su situación de "arresto domiciliario" después de que las fuerzas de seguridad rodearan el viernes su vivienda después de que diera una rueda de prensa para rechazar los resultados oficiales y autoproclamarse como presidente electo.

LA EAC DA SU VISTO BUENO

La misión de observación de la Comunidad Africana Oriental (EAC) ha resaltado que las elecciones fueron "libres y justas en general", si bien ha hecho hincapié en que "eso no significa que no hubiera problemas" y ha destacado que "el bloqueo de Internet no fue bueno para todos".

"Debido a las limitaciones de la capacidad tecnológica como resultado del acceso limitado a Internet, la misión no pudo supervisar la transmisión de resultados desde los colegios electorales hasta los centros de recuento a nivel de distrito y nacional", ha lamentado el presidente de la misión, Domitien Ndayizeye, según el diario 'Daily Monitor'.

Las elecciones se celebraron un contexto especialmente tenso debido al aumento de la represión contra la oposición y la muerte de más de 50 personas en noviembre a causa de la acción de las fuerzas de seguridad contra manifestantes tras la detención de Kyagulanyi durante un acto de campaña.

Kyagulanyi, un popular cantante que fue elegido como diputado en 2017, fue el principal rival de Museveni, quien lleva al frente del país desde 1986 y quien logró un sexto mandato tras una serie de modificaciones constitucionales para poder concurrir a las urnas.

Museveni reconoció el sábado los apoyos con los que cuenta Bobi Wine entre los jóvenes, si bien negó que ello le haya dado la victoria. "He oído decir que, gracias al apoyo de los jóvenes, Bobi Wine debería haber ganado. Pero el caso es que yo he obtenido cinco millones de votos y él sólo tres millones", manifestó.

Por último, el presidente destacó que "cualquier intento de perturbación será definitivamente derrotado". "Si alguien se atreve a perturbar nuestra paz, lo trataremos con decisión", zanjó el histórico mandatario ugandés y antiguo guerrillero durante los regímenes de Idi Amin y Milton Obote.

Para leer más