Actualizado 13/08/2018 14:18 CET

UNICEF pide evitar una "batalla feroz" en Idlib porque tendría "consecuencias catastróficas" para 350.000 niños

Niños en un camión en la provincia de Derá
REUTERS / ALAA FAQIR

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Oriente Próximo y el Norte de África, Geert Cappelaere, ha pedido este lunes a las partes en conflicto en Siria que eviten una "batalla feroz" sobre la provincia de Idlib, último bastión opositor, ya que tendría "consecuencias catastróficas" para 350.000 niños.

UNICEF ha recordado que en Idlib "hay más de un millón de niños exhaustos y temerosos por la guerra", muchos de los cuales han tenido que huir hasta siete veces y viven ahora en campamentos masificados en zonas rurales donde "la comida, el agua y los medicamentos son extremadamente escasos".

En este contexto, ha alertado la agencia de la ONU en un comunicado, "una escalada de violencia tendría consecuencias catastróficas en la provincia, que ya acoge a una de las comunidades desplazadas más grandes de Siria". En concreto, ha advertido de que 350.000 niños podrían quedarse "sin ningún sitio donde ir".

"No puedo describir lo que está sucediendo aquí. No tenemos suficiente agua ni comida y vivimos con miedo", ha dicho Rand, de 12 años, mientras rompe a llorar. Sara, de 14, ha contado que los únicos buenos momentos son los que pasa en el colegio, a donde solo va una o dos veces por semana, a pesar de que "todas las ventanas están destrozadas y no hay agua limpia".

"Los niños de Siria han contado a UNICEF que ya han tenido suficiente", ha recalcado Cappelaere, instando "a los combatientes, a quienes tienen influencia sobre ellos y a quienes participan en el proceso político, a priorizar a los niños por encima de cualquier otra consideración".

"Los hijos de Siria no pueden y no deben soportar otra ola de violencia, otra batalla feroz, ni mucho menos más asesinatos", ha afirmado. Sus derechos, ha enfatizado, deben respetarse por encima de cualquier otra consideración, sobre los logros y agendas políticas, militares y estratégicas: "El destino de los niños y de Siria dependen de eso".

Idlib es el último bastión de la oposición siria, tras las victorias militares del régimen de Bashar al Assad en Ghuta Oriental y las provincias meridionales de Derá, Sueida y Quneitra. El Gobierno afirma que la guerra civil, que dura ya siete años, ha entrado en su recta final.

Para leer más