Zeid reitera que Orban es "un racista" y rechaza las críticas del Gobierno de Hungría

Publicado 06/03/2018 19:14:07CET
Zeid Raad al Hussein
REUTERS / DENIS BALIBOUSE - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha reiterado este martes que el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, es "un racista", al tiempo que ha rechazado las críticas del Gobierno húngaro contra él por sus declaraciones en este sentido.

La semana pasada, Zeid señaló que "los xenófobos y los racistas en Europa están rechazando cualquier tipo de vergüenza, como Viktor Orban, quien este mismo mes ha dicho: 'No queremos que nuestro color se mezcle con otros'".

"¿No saben lo que pasa a las minorías en sociedades donde los líderes buscan la pureza étnica, nacional o racial? Cuando un líder electo culpa a los judíos de perpetrar el Holocausto, como se ha hecho recientemente en Polonia, y damos tan poca importancia a este hecho, nos debemos plantear una pregunta: ¿nos hemos vuelto todos locos?", agregó.

En un editorial publicado este martes, el Alto Comisionado ha subrayado que "no cambia ni una palabra" de sus declaraciones, antes de reiterar que las palabras de Orban "son claramente racistas".

"Fue un insulto a todos los hombres, mujeres y niños de África, Asia, Oriente Próximo y América Latina. La creencia de que mezclar razas crea una mancha dañina estuvo anteriormente extendida en muchos países", ha explicado.

"En partes de Estados Unidos, así como en Sudáfrica, las leyes de mestizaje eran parte integral de la humillación y opresión de las personas calificadas como 'razas inferiores'. Esa era murió hace tiempo o debería. Escucharla de forma descarada de boca del líder de un país moderno de la Unión Europea debería indignarnos a todos", ha manifestado.

Así, Zeid ha lamentado que "cada vez se está más acostumbrado a la incitación del odio para lograr beneficios políticos", al tiempo que ha reiterado que "esto es la marca personal de Orban".

"El último censo indica que 1.064 hombres y 260 mujeres de África viven en Hungría. Un total de 10.559 personas de todo Asia, y aparentemente tan pocos de Oriente Próximo que no fueron siquiera recontados. Sin embargo, Orban ha logrado presentar a los musulmanes y africanos como una amenaza existencial a la cultura húngara, afirmando que detrás de ella está George Soros", ha explicado.

Zeid ha dicho además que "la retórica racial de Orban es cada vez más delirante", antes de manifestar que "el cultivo de la mentalidad de asedio entre las poblaciones mayoritarias es un aspecto clave del etnopopulismo actual".

En el marco de sus críticas, ha dicho que el Gobierno de Orban "ha politizado el Tribunal Constitucional y limitado sus poderes, así como minado la independencia de la judicatura y la prensa".

Por ello, ha recalcado que, efectivamente, "llamó racista y xenófobo al crecientemente autoritario, a pesar de ser electo democráticamente, Orban". "No le comparé con los dictadores del siglo XX ya que hay muchos ejemplos alrededor nuestro a día de hoy de los horrores que ocurren cuando las minorías son objeto de abusos y vilipendiadas", ha puntualizado.

"No dimitiré 'sin retrasos', como pide la carta de su ministro (de Exteriores), ya que es momento de hacer frente a los abusones del tipo de Orban. El odio es una fuerza combustible y no ganará, no en Europa, y no a día de hoy", ha remachado.

Para leer más