Publicado 02/04/2015 14:30CET

Los leones marinos del norte llegan a Faunia siendo la primera vez en España que se podrá ver a esta especie

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los leones marinos llegan a Faunia siendo la primera vez en España que se podrá ver a esta especie, que puede alcanzar la tonelada de peso y los tres metros de longitud, ha informado el parque de la naturaleza a través de un comunicado.

Faunia estrena la nueva Bahía de Steller con la llegada de los impresionantes leones marinos del norte. Hooper y Mirai, los dos ejemplares jóvenes de Steller (Eumetopias jubatus) de dos y tres años, se convierten en protagonistas de esta Semana Santa.

Los steller, que ostentan el título de la especie más grande de león marino del mundo, se caracterizan por su gran pasión por agua, donde pasan gran parte del día buceando y alimentándose.

Por ello, y para conocerles más cerca, durante esta Semana Santa Faunia ha organizado charlas educativas especiales y sesiones de alimentación a cargo de sus entrenadores, en las que se explicarán algunas de las peculiaridades de su dieta, compuesta por unos 10 o 12 kilos diarios de diferentes variedades de pescados.

Los machos Mirai nacieron con 25 kilos de peso y ya superan los 200 kilos. Otra de las transformaciones que se pueden observar en esta etapa inicial de su desarrollo es la muda de su pelaje, pasando del pelo negro con el que nacen las crías a la característica coloración pardusca propia de su especie que, en estos momentos, ya lucen ambos.

Durante estos primeras semanas de adaptación, el público tendrá ocasión de acercarse a conocerlos en la Bahía de Steller de Faunia, una piscina de agua salada con una capacidad de dos millones de litros de agua salada, mientras nadan o se alimentan y aprender incluso a diferenciarles por su carácter: Hooper es el de mayor temperamento y Mirai el más sosegado y apacible.

La llegada de este mamífero marino a Faunia constituye un hito destacado en la conservación y cría de esta especie cuya situación actual se encuentra cerca de la amenaza, según la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

En los últimos 50 años, su población se ha visto reducida a menos de 100.000 ejemplares a causa de la falta de alimento y la caza, al ser considerados una competencia para la pesca a lo largo de las costas donde habitan en el Pacífico Norte.

TORTUGAS GIGANTES

Otro de los nuevos habitantes que también sorprenderán por su asombroso tamaño esta Semana Santa serán las tortugas gigantes de Aldabra, la especie de tortuga más grande del planeta, después de la de las Galápagos.

Los dos machos adultos que acaban de llegar a Faunia superan los 70 kilos y 120 centímetros de longitud y presentan un impresionante caparazón grisáceo en forma de cúpula que soportan bajo un largo cuello y unas robustas extremidades.

Los dos ejemplares machos de unos 40 años y cuya esperanza de vida pueden superar los 150, se podrán visitar conviviendo pacíficamente entre las grullas coronadas, en la pradera de las tortugas gigantes, durante las jornadas soleadas y cálidas de esta primavera.