Carmena apela a la solidaridad de las ciudades para afrontar la crisis migratoria

Actualizado 12/11/2018 19:02:58 CET
414410.1.500.286.20181112162856
Vídeo de la noticia

Por Jorge Aldea

Berlín, 12 nov (dpa) -  La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, participó hoy en Berlín en un debate junto a sus homólogos de la capital alemana, Michael Müller, y de Londres, Sadiq Kahn, en el que analizaron los grandes retos que afrontan las ciudades en el futuro inmediato, con especial hincapíé en la migración, y las consecuencias del Brexit.


“Pienso que es bellísimo que estemos aquí hoy tres alcaldes que representamos a tantos millones de europeos”, comenzó diciendo Carmena, que inició su participación lanzando un mensaje de optimismo a sus compañeros.


Por mi historia biológica tengo esperanza en la situación que afrontamos. Estoy aquí junto a dos alcaldes más jóvenes y yo, por tener más edad, tengo una mayor reserva de optimismo. Salir de una dictadura sin violencia nos ha dado un gran legado y en España tenemos una situación en la que la no violencia y la convivencia están profundamente arraigadas”, prosiguió la alcaldesa.


“No nos debemos dejar llevar por el pesimismo. La no violencia, el pacifismo, son ideas relativamente recientes. Las actitudes pacifistas van ganando su espacio”, añadió.


Carmena explicó al público asistente al céntrico auditorio Pfefferberg de la capital alemana, entre el que se encontraban dirigentes políticos, empresarios e intelectuales, que Madrid apostó por la convivencia entre los ciudadanos, se define como una “ciudad de paz” y en esa dirección celebró la semana pasada el II Foro Mundial contra las Violencias Urbanas en la capital española.

“Para combatir la no aceptación de la emigración, debemos tener en cuenta la situación que nos encontramos. Es muy interesante que planteemos que las ciudades por excelencia son asentamientos humanos cada vez con más afluencia y cada vez más deseadas, pero en las que solo se puede conseguir lo que se pretende si se establecen las correspondientes relaciones de solidaridad”, aseguró Carmena poniendo como ejemplo de dicha solidaridad la implicación que debe tener toda la ciudadanía en la lucha por hacer de Madrid una ciudad sostenible y acabar con el “envenenamiento del aire”.


La alcaldesa de Madrid argumentó que para lograr estos objetivos, los políticos deben gobernar desde abajo y no desde arriba.


Me he dado cuenta hasta qué punto el político puede tener una concepción diferente si vive en relación con sus vecinos, si vive con ellos... que si se sitúa en una situación de privilegio. Muchas veces la vida política no es real, es un teatro. En mi ciudad los debates con miembros de la oposición a veces llegan a tener actitudes descalificadoras. Después te mandan un mensaje diciendo que ellos no piensan así realmente. Eso es muy grave”, aseguró Carmena.


“En definitiva, se trata de que los políticos ocupen el mismo papel en la vida ordinaria que cualquiera de sus vecinos cuando van a trabajar”, añadió la alcaldesa comentando que una de sus grandes satisfacciones es poder ir todos los días a su trabajo en el metro madrileño.


Tanto Khan como Müller hicieron referencia a la problemática del Brexit y a la inseguridad que genera en muchos ciudadanos y Carmena ofreció su solución.


“En España hay pueblos en los que hay más ingleses que españoles, por eso lo del Brexit me parece tan absurdo. Lo importante es que se pueda revertir en algún momento. ¿Cómo se soluciona un error en un referendum? Pues con otro referendum”, apuntó.


El moderador del debate preguntó a Manuela Carmena hasta qué punto temía un regreso del fascismo a España a través de nuevas fuerzas populistas, algo que la alcaldesa descartó por completo.


“Estamos bastante vacunados entre otras cosas porque hemos sido un país de migrantes y lo seguimos siendo. En España está habiendo otro fenómeno. Se está aprovechando el contexto por una extrema derecha y nos consta que pueden estar apoyados por otras fuerzas europeas similares. Por eso insisto en que no nos dejemos deslumbrar por la política aparente, bajemos a la política real”, aseguró la alcaldesa, que cerró su intervención en el acto con un último mandato para las ciudades.


“Estamos en tiempos de cambio, como tantos otros hubo en antes en la Historia. Por eso en una ciudad es imprescindible que haya un proceso constante de creatividad”, terminó Carmena.


La alcaldesa de Madrid cerrará su visita a la capital alemana esta tarde con la firma de un acuerdo de colaboración mutua sobre política medioambiental, movilidad y cultura con su par berlinés, Michael Müller.


Además, está previsto que Manuela Carmena acuda al estreno del musical “El niño y la bestia”, basado en el cuento de la escritora española Elvira Lindo, en el Studio Admiralspalast y donde interviene una orquesta de jóvenes músicos españoles.