Publicado 06/07/2021 12:06CET

Más de 88.500 enseres 'descansan' en los 27 km de estanterías de Oficina de Objetos Perdidos esperando ser reclamados

Estanterías de la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento.
Estanterías de la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento. - EUROPA PRESS

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid custodia más de 88.585 enseres en sus 27 kilómetros de estanterías desde septiembre de 2019 hasta el último mes de junio, donde muy poca gente reclama lo que extravió y varios objetos curiosos comienzan a ser propiedad municipal al cabo de dos años.

La delegada del área de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, ha visitado las instalaciones del Consistorio en el Paseo del Molino 7, en el que la jefa de servicio de la oficina, Carmen Fernández, la ha acompañado para explicar el proceso de recogida y recuperación.

Maletas, ropa, imanes y cajas llenan las 13 estanterías. Cada una divida por fecha de llegada y el lugar donde se encontraron, como la EMT, el Metro, Aena o la estación Chamartín.

Algunos de los objetos han impresionado a Hidalgo, como un saxofón que se encontró en el AVE, billetes de otros países o los cientos de móviles de la marca Apple que hay retenidos en un armario, la cual destaca por su aumento en los últimos años.

La oficina, en un año normal, recibe más de 70.000 objetos, pero la pandemia ha dificultado su trabajo. La delegada ha señalado que la Covid-19 aún la condiciona a pesar de haber recibido este año más de 15.000 objetos.

En este sentido, los objetos están a disposición del dueño durante dos años y para obtener sus objetos perdidos debe aportar datos personales, así como algunos detalles, tales como cuándo lo compró o la descripción del material.

OBJETOS NO RECLAMADOS

Los objetos que se reciben se registran en un programa informático. Si el propietario no lo recoge en dos años, se le entrega a la persona que lo halló, pero si esta tampoco lo retira, pasa a ser propiedad municipal.

Hidalgo ha resaltado que aquellos objetos no reclamados suelen ser utilizadas por servicios públicos, como los centros juveniles, las maletas para que los perros lo rastreen o convenios con diferentes ONG.

Además, se realiza una subasta publica, en el que este año se realizará en el último cuatrimestre. Hidalgo ha recordado que esta oficina "existe" y que es un servicio público que quiere ayudar a los ciudadanos a encontrar sus objetos valiosos, puesto que aún muchos madrileños desconocen este lugar.

La anécdota de la visita de la delegada de Hacienda y Personal ha sido con la llegada de María Paz, una mujer que encontró hace dos años un sobre con 1.860 euros en el barrio Chamberí.

La madrileña lo devolvió a la Policía y le avisaron que si no regresaba el propietario, se quedaría el dinero. "He dormido tranquilamente todo este tiempo. He sido muy honesta", ha asegurado tras recibir el agradecimiento de Hidalgo por su acción.

Contador

Para leer más