Publicado 06/07/2021 19:04CET

Reyero critica que "no se consideró" a los mayores de residencias y que "el hospital milagro" solo atendió a 23

Archivo - El exconsejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, en las Jornadas del PSOE en la Asamblea de Madrid sobre la crisis en las residencias en la primera ola de la pandemia
Archivo - El exconsejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, en las Jornadas del PSOE en la Asamblea de Madrid sobre la crisis en las residencias en la primera ola de la pandemia - PSOE ASAMBLEA DE MADRID - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El exconsejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha criticado este martes que durante el principio de la pandemia del coronavirus, "no se consideró" a los mayores que vivían en residencias y que también el llamado "hospital milagro" de Ifema solo atendió a 23 de estas personas, el 0,6% del total de asistidos.

Durante las Jornadas 'Qué paso en las residencias? La verdad sobre la gestión de las residencias' organizadas por el Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Reyero ha señalado que "nunca entenderá" que el hospital de campaña, en marcha desde finales de marzo hasta el 1 de mayo de 2020, no atendiera a residentes.

"Se anunció que tendría 5.500 plazas, pero no llegó a tener más de 1.500. Atendió a 3.800 personas, de las que murieron solo 16 personas en cinco semanas. En ese periodo murieron 5.000 personas en las residencias. La razón es que en Ifema entraron sobre todo con leves, que así reconocieron luego. Se habló del hospital milagro que sanaba gente cuando en realidad fue gente con dolencias leves. Esa es la situación y ante eso me gustaría encontrar respuesta", ha apuntado.

El extitular de Políticas Sociales ha querido recordar durante las jornadas a personas fallecidas, "porque detrás hay una persona y familia que lo ha pasado mal". Y tampoco a los trabajadores de la residencia, "que se les ha criminalizado injustamente que parecía que querían dejar morir a las personas". "Si no hubiera sido por ellos la situación hubiera sido peor. Yo era de lo que salía a aplaudir a los sanitarios pero echaba de menos que no lo hicieran también a los empleados de residencias", ha apuntado.

Luego ha explicado su idea de que continúe la comisión de investigación sobre Residencias y Covid-19 iniciada la legislatura pasada, a la que le hubiera gustado comparecía. "Justo cuando tocaba responsables políticos las elecciones lo cortó. Es mi obligación comparecer. Se trata de rendir cuentas sobre lo que ha hecho. No significa un aquelarre, como dice el PP ni buscar culpables, sino que cada uno cuente con su versión y se someta a las preguntas de los diputados", ha dicho.

"Es nuestra obligación como servidores públicos. Y por eso no entiendo por qué hasta hora PP y Vox han dicho que van a bloquear esta comisión. La pasada legislatura votó a favor el PP. Ocurre que cuando no tenía mayoría vota a favor o cuando ya la tiene votó en contra. No mantiene cierta coherencia. A mí el 14 de abril me preguntaron si estaría a favor de una comisión y dije que sí y lo mantengo. Para los políticos mantener la coherencia es algo complicado y yo la he mantenido", ha remarcado Reyero.

En este punto, ha tildado que Vox "no puede ser más cínico" cuando al principio dijo que iba a apoyar esta comisión de investigación y luego cambio de idea cuando la legislatura pasada fue un grupo que planteó su creación. "Ellos estaban interesados y ahora tendrán que explicar por qué razón o a cambio de quién no quieren. Es negativo que no continúe para todos, tanto para los grupos que no la apoyan como para no lo apoyan", ha indicado el interviniente.

Por ello, ante la posibilidad de que no continúe la comisión, el exconsejero de Ciudadanos ha reaparecido para "exponer" lo que ocurrió y por el derecho de los familiares a saberlo. "Fue un tsunami muy importante en el que todos tuvimos que improvisar, tomando decisiones que luego algunas fueron acertadas y otras no. Es muy fácil decir a posteriori, pero lo que hay que hacer es tomar decisiones con el riesgo de que sean acertadas", ha manifestado.

Pero también quería hoy hablar porque "se ha vulnerado su derecho a comparecer en la Asamblea" y para poder responder a los comparecientes que tomaron la palabra, como el exdirector general de Coordinación Sociosanitaria, Carlos Mur, quien insinuó que Reyero estaba de acuerdo con los protocolos o que no había avisado sobre los mismos. "Pues precisamente esa persona no me contestó a esa email en aquel momento. Mentir en una comisión de investigación tiene consecuencias penales", ha recalcado.

LA SITUACIÓN DE LAS RESIDENCIAS JUSTO ANTES DE LA PANDEMIA

Alberto Reyero ha expuesto cómo se encontraban las residencias justo antes de la pandemia y para ello ha aludido a un informe de la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales, que concluyen que Madrid y Murcia eran las peores regiones preparadas para la pandemia. "Es necesario saber cómo estábamos y conocer la solidez del sistema social y sobre todo del sistema sanitario, que debía ser robusto, pero que no fue el que todos hubiéramos deseado", ha apostillado.

También ha citado un informe de Amnistía Internacional de diciembre pasado, que habla del impacto de las medidas de austeridad, infrafinanciación de la Sanidad y de los recortes de la crisis económica sobre la Sanidad y los Servicios Públicos. "Y pone de relieve una cuestión importante, que es la situación de la Atención Primaria, que está muy debilitada y no es capaz de dar servicio a lo que la ciudadanía necesita", ha indicado.

El exconsejero además ha recordado que en la legislatura de 2015 a 2019 se reprobó al consejero de Sanidad y al de Políticas Sociales con los votos de la izquierda y Cs. "Estaba claro en 2018 todos hablábamos de un cambio de rumbo en residencias, de mejorar los ratios, de acabar con la precariedad de los trabajadores, que se ha demostrado decisiva, de hacer un repaso de la contratación existente en centros de gestión indirecta y concertados. Antes se iba a una contratación 'low cost' y eso tiene consecuencias, porque puede reduce la calidad en determinados servicios con impacto", ha esgrimido.

El interviniente tampoco ha olvidado la Ley de Servicios Sociales que quería cambiar cuando fue consejero y lo logró, ya que es una las más antiguas de España junto a Murcia, "qué casualidad".

"Es una ley anterior a la Ley de Dependencia. Hay que dar una vuelta de tuerca a la ayuda a domicilio porque mucha gente quiere parmanecer en sus casas, luchando hacia un modelo más amigable en que hubiera residencias más pequeñas, con otro tipo de servicios. Hay residencias con 500 plazas, que en el mundo de hoy no tiene ningún sentido. Hay que hacer una transición clara y larga hacia donde queremos ir", opina.

¿HUBO COLAPSO SANITARIO?

Con la llegada de la pandemia, ha continuado Reyero, las residencias fueron "la tormenta perfecta" y se dieron todas las condiciones para que una epidemia "entrara de manera salvaje, porque el perfil de los usuarios ha derivado hacia la dependencia bastante severa, con pluripatologías, en unos centros en los que por razón de trabajo los turnos entran y salen continuamente por turnos".

"Fue una bomba de relojería. Llegamos a una situación de colapso hospitalario y me gustaría pulsar la opinión del consejero de Sanidad en este sentido. Hubo declaraciones por parte de Ayuso que negaban ese existencia, que era un bulo dijo el 19 de marzo. Me gustaría que lo aclararan, porque estábamos en el borde de un colapso y se tomaron decisiones", ha dicho.

El exconsejero ha reconocido que le tocó gestionar la crisis en unos días de marzo y abril "de una oscuridad terrible" con problemas en muchas residencias, donde los usuarios no pudieron ver a sus familiares, lo que ha repercutido a su calidad de vida. "Mi objetivo no es judicializar ni culpabilizar a nadie, sino contar lo que hemos visto o gestionado", ha concluido.

Contador

Para leer más