Publicado 17/06/2015 13:12CET

UGT Madrid lanza dos herramientas para evitar la brecha salarial entre hombres y mujeres

"Las mujeres tendrían que trabajar 9 años más para tener una pensión equiparable a la del hombre", añaden

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

UGT Madrid pone en marcha dos herramientas informáticas de control para evitar la brecha salarial que hay entre hombres y mujeres en la Comunidad de Madrid y que actualmente "se sitúa en el 21,55 por ciento".

El proyecto que lanza la confederación de la organización sindical y que ha sido apoyado con subvenciones públicas aportadas por el Instituto de la Mujer, trata de "aminorar la discriminación y la desigualdad" que sufren las mujeres en el ámbito laboral tratando de "concienciar a los empresarios" de la diferencia que existe en los contratos ya que, a juicio del sindicato, paliar el problema es una "necesidad perentoria" que "facilitaría" además el crecimiento económico.

Así, el objetivo de la herramienta 'Indicador General de Igualdad Salarial' (IGIS), permitirá conocer de forma inmediata el porcentaje en las diferencias salariales. Por su parte, la aplicación 'Indicador ponderado de Igualdad Salarial' (IPIS) permitirá, con un catálogo de índices y variables, la identificación de factores que influyen en la brecha laboral como la diferencia de contratos y de jornada.

De este modo, a través de la negociación colectiva, UGT pretende "combatir" la diferencia de trato entre un sexo y otro y "contribuir a incrementar el número de convenios y planes de igualdad" en Madrid ya que, según denuncian, una mujer "tendría que trabajar anualmente 78 días más que el hombre para tener el mismo salario al final del año".

Para la secretaria de Políticas Sociales e Igualdad de UGT Madrid, Ana Sánchez de la Coba, no solamente cobra menos la mujer "sino que tiene peores contratos y más lagunas" por lo que al llegar a la jubilación, "las mujeres tendrían que trabajar 9 años más para tener una pensión equiparable a la del hombre". "La situación en el siglo 21 es tremendamente lamentable", ha añadido al tiempo que ha destacado la importancia de corregir esa desigualdad "totalmente injusta".

Asimismo, ha criticado que en los colectivos de mujeres mayores de 50 años ascienda "salvajemente" la diferencia salarial "a más de un 50 por ciento".

'EXTRAPOLABLE' A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Según ha destacado el secretario general de UTG Madrid, Carmelo Ruíz de la Hermosa, en las mujeres "de cada cuatro contratos, uno es a tiempo parcial", motivo por el que ha criticado que sean éstas las que "sufren el reparto desigual" que se está haciendo del trabajo desde que en 2008 empezara la reforma laboral ya que, a su juicio, esta medida impulsada por el Gobierno "ha venido a perjudicar a más mujeres que hombres".

En este punto, ha asegurado que hay mayor número de mujeres desempleadas y que el trabajo que "dicen" que se está creando "no es un trabajo neto en jornadas" puesto que "cuando se hace un reparto del trabajo lo que se hace es ocupar a más personas con el mismo número de horas productivas".

Por otro lado, el secretario general de UTG Madrid, ha achacado que los casos de violencia de género se deban a que las mujeres no tomen la decisión de irse de sus hogares porque "quizás" las mujeres que la sufren "tienen que seguir aguantando porque las condicionan el trabajo que no tienen o el que tienen pero precario". Por ello, insta a empresarios a caer en la cuenta de la situación y aplicar convenios que permitan que haya "planes de igualdad y conciliación laboral y familiar".

"PÉRDIDA DE TALENTO DE LAS MUJERES"

En relación a la brecha salarial existente entre hombres y mujeres, la secretaria de Igualdad de la comisión ejecutiva confederal, Almudena Fontecha, ha afirmado que este problema permite que la sociedad "pierda el talento de las mujeres".

"Esta desigualdad es más difícil de percibir por el conjunto de los trabajadores", ha apuntado al tiempo que, según datos de la INE, en todos los sectores, categorías profesionales y contratos, "las mujeres tienen menos capacidad económica".

"Cada vez hay en nuestro país un mayor número de hogares monoparentales que dependen única y exclusivamente del salario de las mujeres y por tanto los niños que dependen del salario de las madres son niños que están en situación de pobreza", ha aseverado al tiempo que ha denunciado que no haya "nada" que explique que el trabajo de las mujeres sea inferior al de los hombres.

"Si para desarrollar sus trabajos han requerido del mismo nivel de cualificación no hay nada que justifique que unos se retribuyan de una forma distinta que otros", ha concluido.

Para leer más