Actualizado 06/06/2012 13:45 CET

La industria alemana del automóvil comienza a resentirse por la crisis

Producción De Mercedes-Benz
MERCEDES-BENZ

BERLIN, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El agravamiento de la crisis en Europa ha comenzado a pasar factura a la industria automovilística alemana, que en mayo pasado sufrió caídas tanto en los datos de ventas locales como de exportaciones y de producción.

Ante esta situación, el presidente de la patronal alemana del automóvil (VDA), Matthias Wissmann, destacó que la situación en Europa occidental sigue siendo motivo de preocupación, "Europa debería encontrar rápidamente una estrategia común para resolver la crisis de deuda", advirtió.

Las ventas de automóviles en Alemania se situaron en 290.100 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone una caída del 5% respecto al mismo mes de 2011. En los cinco primeros meses, el mercado se ha estancado con 1,33 millones de unidades.

Los datos son más preocupantes en el terreno de la producción. Las fábricas alemanas ensamblaron 347.600 automóviles en mayo, un 13% menos, con lo que en lo que va de año la producción baja un 2% y se sitúa en 1,81 millones de unidades.

La debilidad del mercado europeo ha provocado el retroceso de las exportaciones alemanas de coches, que en mayo bajaron un 17%, con 450.000 unidades, y en los cinco primeros meses descienden un 2%, con 2,37 millones de unidades.