Actualizado 05/11/2008 15:50 CET

Innova.- Rebolo abrirá esta noche la SECYT con una charla sobre los últimos avances tecnológicos en astrofísica

Asegura que, en épocas de crisis, hay que dar un salto adelante hacia la I+D porque permite cambiar los modelos de la economía

MURCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El astrónomo cartagenero y profesor del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Canarias, Rafael Rebolo, inaugurará hoy los actos previstos en la Semana de la Ciencia y la Tecnología 2008 (SECYT) con una charla sobre los últimos avances tecnológicos aplicados a la astrofísica, que servirán para encontrar, entre otras cosas, planetas similares a la Tierra, y analizar fenómenos enigmáticos como los agujeros negros y la energía oscura que permite la expansión del universo.

Rebolo es un experto mundial en planetas extrapolares, profesor asociado del Instituto de Astronomía Max Planck de Heidelberg (Alemania), y doctor honoris causa de la UPCT. Asimismo, fue codescubridor, en 1995, de las primeras enanas marrones, objetos a mitad de camino entre las estrellas y los planetas gigantes que se encuentran por miles de millones en la galaxia, y en el año 2000 descubrió los primeros planetas gigantes aislados de las estrellas.

El astrofísico, quien hoy presentó su charla en rueda de prensa junto al secretario general de la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, Antonio Sánchez-Solís, y el director gerente de la Fundación Séneca, Antonio González, ofrecerá a las 20.00 horas la conferencia inaugural de la VIII Semana de la Ciencia y la Tecnología Región de Murcia en el Museo Arqueológico de Murcia.

En su charla, Rebolo introducirá los últimos avances que se realizan en astrofísica con la intención de "captar a los más jóvenes, de la comunidad de murcia para que se interesen por la ciencia", porque, según afirmó, una sociedad que no cuida a los jóvenes que tienen interés por la ciencia "es una sociedad que no avanzará en el futuro".

Así, hablará de los avances desarrollado en los últimos años para entender la formación de sistemas planetarios. Y es que el del planeta Tierra "no es único, se conocen más de 200 estrellas que tienen planetas cerca del sol, aunque todavía no se han podido detectar otros como el nuestro, y es una pregunta abierta que las nuevas generaciones tendrán que contestar", pronosticó.

En este sentido, el astrofísico, que ha publicado unos 200 trabajos de investigación en las más prestigiosas revistas de ciencias, como 'Nature' y 'Science', dijo que la ciencia "está trabajando intensamente para desarrollar medios de observación que permitan ver planetas como la Tierra, y que permitan saber si tienen atmósferas con oxigeno y posibilidades de vida o no".

En su charla, Rebolo, quien pertenece a múltiples comités científicos internacionales y ha recibido los premios de investigación Jaime I e Iberdrola, entre otros, explicará los avances en la investigación de uno de los objetos "más enigmáticos del universo", los agujeros negros, en cuya presencia "se distorsionan el espacio y el tiempo, según el científico y premio Nobel, Albert Einstein".

Esta investigación, pronóstico, "puede a llevar a resolver problemas muy complejos sobre las leyes más esenciales de la naturaleza, como la Ley de la gravedad", y corroboró que, precisamente, esta tarea pretende refutar si la teoría de Einstein "es suficiente para comprender la naturaleza hasta sus propiedades más íntimas".

Asimismo, este investigador expresó su voluntad y la de la comunidad científica de entender cómo se han formado las galaxias, y si puede haber sistemas planetarios como la Tierra en alguna de las miles de millones de galaxias, teniendo en cuenta que "la nuestra alberga cientos de miles de millones de estrellas, entre ellas el sol".

TELESCOPIO.

Para completar estas investigaciones, Rebolo dijo que "son necesarios telescopios más potentes que los actuales", y se refirió a la futura construcción del telescopio gigante europeo, que tendrá 42 metros de diámetro, cuatro veces más grande que el más grande de la actualidad, y que construirá un consorcio de, al menos, 14 ó 15 países europeos, en los que participa España "muy activamente".

El emplazamiento para este telescopio, que podrá estar terminado en 2018, no está decidido, y avanzó que sus responsables deberán elegir entre el hemisferio norte y sur para su ubicación, aunque dijo que los astrofísicos españoles apuestan por la isla de La Palma (Canarias), donde ya hay muchas instalaciones, y señaló que la alternativa está en Chile, donde también hay importantes proyectos.

Este telescopio, cuya construcción liderará la NASA y en el que Europa tendrá una participación del 15 por ciento, será clave en la próxima década, y se construirá con la intención de obtener imágenes de planetas "lo más parecidas posible a la Tierra, y para investigar el comportamiento de la materia en las proximidades de los agujeros negros, así como la formación de las primeras galaxias".

"No pensamos contestar a todo esto en esta década, pero si recorrer un poco más en el camino de un mejor conocimiento del universo, que tiene que redundar en el bienestar de los seres humanos, en el crecimiento equilibrado, y en comprender como las circunstancias del planeta pueden cambiar si no actuamos correctamente", precisó.

Además de este telescopio, señaló que la investigación que lidera la Agencia Espacial Europea (ESA), tiene también una misión a largo plazo con la construcción de varios satélites que permitan hacer desde fuera de la atmósfera lo que no se puede hacer en tierra firme, ya que la atmósfera "retiene la radiación, nos protege, y los rayos 'x' son frenados".

Y es que muchos objetos en el cosmos "producen de manera violenta grandes emisiones de rayos 'x' y rayos gamma", motivo por el que este tipo de satélites "es necesario para entender cómo se originan e investigar los agujeros negros y las explosiones de supernovas", sostuvo.

Además, añadió que se construirán satélites para investigar las propiedades de la energía oscura, un fenómeno que consideró "el mayor factor energético del universo que conduce a la expansión del universo", y reconoció que "es también el que peor conocemos, por lo que requiere un estudio especial".

De la misma forma, recordó que hay otros cientos de proyectos, como un experimento en el que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias en consorcio con las universidades de Cambridge y Manchester (Reino Unido), llamado Quijote-CMB sobre polarización del Fondo Cósmico de Microondas.

Este proyecto "permitirá indagar sobre fenómenos de los primerísimos instantes del universo que son muy difíciles de acceder, pero que encierran secretos en las decisiones de las fuerzas fundamentales de la naturaleza que todavía no son accesibles".

CRISIS.

Rebolo consideró que la financiación prevista en la actualidad "permite abordar este tipo de proyectos y planes e investigación desarrollados los últimos años", pero advirtió que un estancamiento o una reducción "podría ser fatal para el progreso de la ciencia".

Así, advirtió que, en épocas de crisis, "habría que dar precisamente un salto adelante hacia la I+D porque es lo que permite cambiar los modelos de economía, incluso si no tenemos claro el impacto inmediato de algunas investigaciones, el hecho de tener un tejido denso es una garantía de futuro".