Percuseve gana la 11ª edición de premios Buero de la Fundación Coca-Cola

Percusión tubo chancla
PERCUSEVE
Actualizado 10/07/2014 14:54:46 CET

Este proyecto fomenta la cultura, el trabajo en grupo, la disciplina y la sensibilización entre los jóvenes

MURCIA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo Percuseve del Centro Educativo Severo Ochoa (Murcia) se ha convertido en el ganador en la categoría escolar de la XI Edición de los Premios 'Buero' de Teatro Joven que organiza la Fundación Coca-Cola con la obra 'El ritmo a dos tiempos 21.0'.

La obra, codirigida por los profesores Jorge Fullana y Miguel Sáez, es un musical que ofrece una visión de la evolución humana a nivel histórico, tecnológico y musical, desde la prehistoria hasta nuestros días, mediante el uso, fundamentalmente, de teatro y percusión con objetos cotidianos como tubos de PVC o 'Boonwhakers', máquinas de escribir, libros y mesas, entre otras cosas.

En el fondo, explica Sáez, el musical entraña un mensaje de esperanza e ilusión, y plantea el hecho de que la humanidad "se ha equivocado miles de veces, pero siempre nos hemos levantado: se puede caer, todos tenemos malas rachas, pero podemos salir adelante".

En declaraciones a Europa Press, Sáez recuerda que la iniciativa nació hace nueve años en el seno del aula de música, cuando observó que el aprendizaje con la flauta dulce no motivaba a todos los alumnos, y se propuso experimentar haciendo música con objetos cotidianos y con ritmos modernos, como pop y rock.

Posteriormente, comenzó a trabajar con los alumnos otro tipo de ritmos y, finalmente, se preguntó por qué no acompañar la música de otros mensajes. Así fue como surgió la idea de desarrollar un musical, cuya primera versión vio la luz en 2005. Desde entonces, más de 180 alumnos han integrado las filas del grupo Percuseve.

Desde su creación, Percuseve se ha presentado en sucesivas ocasiones a los premios 'Buero', y ganaron hasta en tres ocasiones la fase autonómica del certamen con las obras 'El ritmo de los tiempos', 'Ritmografía de una vida', y Ritmos de papel'. Sin embargo, ésta es la primera vez que obtienen el primer premio a nivel nacional, según explica Fullana.

Sáez remarca que el proceso de formación es muy complejo, y los diferentes grupos no surgen de la nada. En primer lugar, los alumnos reciben una formación teatral y musical durante dos años mediante el empleo de la percusión, entre otros elementos. Posteriormente, tienen una asignatura optativa en tercero de la ESO donde desarrollan más características.

De entre estos alumnos, los que muestran interés pasan a formar parte de Percuseve. Se trata de alumnos con aptitudes musicales e interpretativas que piden integrar el grupo por propia voluntad, aunque Sáez explica que el equipo docente también intenta captar a otros escolares con más dificultades sociales, con timidez o miedo escénico, que al principio muestran reticencias pero que finalmente acceden gracias al apoyo también de los padres.

Los integrantes de Percuseve, que pueden llegar a formar parte del grupo hasta cuatro o cinco años, forman un conjunto heterogéneo, con alumnos de segundo de la ESO hasta algunos de segundo de Bachillerato que están cerca de abandonar el centro. Todos ellos ensayan, al menos, una vez a la semana y ellos mismos buscan huecos en los recreos para prepararse .

DESARROLLAN LA SENSIBILIDAD Y EL TRABAJO EN EQUIPO

Tanto Sáez como Fullana coinciden en que los integrantes de Percuseve desarrollan su sensibilidad, aprenden a expresar sus sentimientos, se desinhiben y trabajan su autoestima. Lo más importante, añaden, es "fomentar la cultura, el trabajo en grupo, la disciplina y la sensibilización a través de algo que resulta atractivo", con lo que ello significa para los alumnos que presentan algún tipo de dificultad.

En este sentido, Fullana contempla la disciplina musical y teatral "como una enseñanza, no tanto para que los niños lleguen a convertirse en actores o músicos, sino para que sean gente mejor en sus vidas personales y profesionales". Y es que la interpretación "ayuda a los niños a ser más inteligentes emocionalmente, tanto a nivel interpersonal como intrapersonal", subraya.

"Cuando actúan, los alumnos quieren hacerlo cada vez mejor", precisa Sáez, quien explica que esta labor también conlleva una repercusión en los compañeros del centro que no forman parte de Percuseve pero que muchas veces se deciden a formar parte después de verlos actuar, con lo que ello conlleva respecto a la difusión de la cultura.

La obra representada, por otra parte, es de elaboración propia y los alumnos "aportan ideas". De hecho, sus montajes se adaptan a las características de los jóvenes intérpretes, y se incluyen números de 'Hip hop', 'Breakdance' danza o con instrumentos musicales, en función de las aptitudes de los alumnos. Además, también participan otros profesores del centro que ayudan a construir la escenografía, el vestuario, o a controlar la iluminación y el sonido.

Sáez y Fullana agradecen especialmente la labor del técnico de Sonido, Antonio Luis Guinea, y del técnico de video, Francisco Collado, quien ha desarrollado una aplicación informática descargable para el sistema operativo Android con la que los espectadores pueden tomar parte en el montaje y seguir los ritmos de percusión a través del teléfono móvil, haciendo la obra más interactiva.

El premio obtenido de los premios 'Buero' ha sido, fundamentalmente, el trofeo y la estancia en Madrid, un "gran escaparate" en la que los escolares han estado expuestos a grandes actores españoles y profesionales del sector. "Incluso, nos preguntaron por la edad de alguno de los miembros de Percuseve y se sorprendieron al saber que tenían 14 años, diciéndonos que apuntaban maneras".

La obra 'El ritmo de los tiempos 21.0' fue estrenada en Orihuela (Alicante) y, desde entonces, ha sido representada en otros auditorios como los de Algezares (Murcia), e incluso en Barcelona, donde actuaron en una gala a beneficio de Cruz Roja y para los niños ingresados en un hospital de la ciudad condal.

Además, los niños actúan todos los años para los menores ingresados en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia como parte del programa 'Aulas hospitalarias'. "Es otro de los aprendizajes para los integrantes de Percuseve, que desarrollan así una faceta solidaria, ayudando a otros niños a sobrellevar sus problemas".

Por otra parte, el hecho de viajar también sirve para estimular y motivar a los jóvenes actores. Sin ir más lejos, durante los nueve años que el grupo lleva en marcha, han hecho salidas a numerosos lugares, como Madrid, Almagro, Zaragoza con motivo de la Expo de 2008, Barcelona o Ostrov (Rep. Checa). En los destinos, los profesores aprovechan para organizar actividades lúdicas y de carácter cultural, como presenciar musicales y espectáculos.