Somos Región: "se confirma el ataque a la Comunidad ante la incapacidad del Gobierno murciano"

Antonio Tomás Espín
SOMOS REGIÓN
Publicado 25/10/2018 12:34:37CET

MURCIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Somos Región ha criticado que el dictamen sobre los trasvases aprobado este miércoles en el Congreso de los Diputados "confirma el ataque de PSOE y Podemos a la Comunidad ante la incapacidad del Gobierno murciano", según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

Ha criticado que PSOE y Podemos, con el apoyo de los grupos nacionalistas, "han aprobado un dictamen en el que aseguran que hay cuencas que están sometidas a unas presiones antrópicas por encima de sus disponibilidades de recursos".

Según Somos Región, se trata de una "expresión eufemística que equivale a no reconocer la existencia de cuencas deficitarias, lo que sigue suponiendo un varapalo al Trasvase Tajo-Segura". A su juicio, "queda de manifiesto una vez más el desprecio de los partidos nacionales a la Región de Murcia".

Para el portavoz de Somos Región, Antonio Tomás Espín, "se está instaurando una falacia inasumible en materia de agua", que consiste en "negar la existencia de cuencas deficitarias".

En el caso del Segura, considera que "está más que demostrado desde hace años que tiene un déficit de 400 hm3, cantidad que se acaba de elevar hasta los 429 hm3, los cuales irían destinados, en su mayoría, a la agricultura".

"Esto obedece a una estrategia sibilina que conduce irremediablemente a la no necesidad de trasvasar agua desde unos territorios a otros", según Somos Región, que considera que "si no hay déficit, pues no hacen falta trasvases, aunque se estén empleando eufemismos como 'suavizar' o 'redimensionar'".

Para Espín, esta decisión supone un "varapalo al trasvase Tajo-Segura", y ha recordado que, en la actualidad, el límite trasvasable "está en 400 hm3 de volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía, lo que supone, de manera simplificada, que de 24 meses se pueda trasvasar en 17". Si ese límite se elevara a 600 hm3, advierte que "supondría que de 24 meses sólo se podría trasvasar 7 meses".

Y, si a continuación se elevara a 800, "supondría que solo se podría trasvasar un mes de 24", tal y como reprocha Espín, que lamenta que "decisiones como esta sitúan el pacto del agua de la Región en papel mojado".

Por ello, se pregunta "dónde están nuestros representantes", y lamenta que "pertenecen a partidos que en la práctica son auténticas sucursales de sus sedes centrales, limitándose a escuchar y obedecer las directrices que reciben desde ellas".

A esto hay que sumar un PP "que tuvo años de mayoría absoluta para blindar el trasvase y no lo hizo, y un Gobierno regional incapaz de frenar este nuevo ataque", según Somos Región, que apuesta por "conseguir que la Asamblea sea un verdadero altavoz de la Región, pero parece evidente que ya ni el Gobierno regional ni los partidos políticos nacionales tienen voz propia en la Región".