Arana cree que ningún pacto de gobierno puede "hipotecar la libertad" del partido

Actualizado 14/02/2010 17:10:49 CET
Actualizado 14/02/2010 17:10:49 CET

Arana cree que ningún pacto de gobierno puede "hipotecar la libertad" del partido

Asegura que la Ponencia aprobada ayer culmina "una catarsis interna"

- CNN+

BILBAO, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, aseguró hoy que "ningún pacto de Gobierno puede ser interpretado como una hipoteca en la libertad de actuación y de expresión" de este partido, puesto que "la gestión no puede ocultar la aspiración legítima de EB-Berdeak a reivindicar sus ideas y a defender los derechos de su parte social".

En la rueda de prensa que celebró junto a los portavoces de la formación, Serafín Llamas e Isabel Salud, Arana realizó un repaso a la Convención Política que ayer celebraron en la sede de EB-Berdeak en Bilbao, que calificó como "una catarsis interna" tras el "declive electoral" de las últimas citas con las urnas.

Según Arana, la aprobación ayer de una Ponencia Política supuso la culminación de un proceso de reflexión que se inició en las asambleas locales en diciembre sobre "las luces y las sombras del declive electoral" de la formación y para establecer "la hoja de ruta que permitirá relanzar el proyecto" de la formación "desde la unidad para volver a recuperar la confianza de la ciudadanía".

La Ponencia Política aprobada ayer "marca un antes y un después" en EB-Berdeak, ya que se ha vivido "un proceso de catarsis interna" con un debate sobre el pasado, presente y futuro de la organización.

En este sentido, indicó que una de las conclusiones extraídas por EB es que la sociedad le exige "unidad para defender desde la fortaleza los derechos políticos, económicos y sociales que quiere arrebatar la derecha". "Cuando hablamos de derecha, no hablamos de siglas, sino que hablamos de políticas", añadió.

APOYO MANIFESTACIONES DE CC.OO. Y UGT

En la Convención Política, además de la citada ponencia, también se aprobó una única resolución de apoyo a las manifestaciones que el 27 de febrero han convocado en Bilbao los sindicatos CC.OO. y UGT contra la reforma de las pensiones.

Arana también dijo que la Convención Política sirvió para llegar, "por convicción", a puntos de encuentro entre todas las sensibilidades de EB.

Sobre esta cuestión, explicó que, por ejemplo, se reflexionó sobre el balance resultante de la experiencia de EB como socio del tripartito que conformó el anterior Gobierno vasco, entre las que destacan en el lado positivo "las acciones impulsadas en el Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales".

"Pero hemos reconocido, igualmente, que el Gobierno tuvo un impacto, junto a otros factores, en el descenso electoral de EB, como son el debilitamiento de identidad de una formación de izquierdas alternativa y transformadora, la identificación del derecho a decidir desde una óptica nacionalista, la polarización propiciada por el PSOE y el PP por un lado y el PNV por otro y la presión informativa que, o bien nos perjudica, o bien destaca los aspectos que más nos perjudican", explicó.

Respecto a la política de alianzas, la Convención Política de ayer entendió que "la única opción posible a día de hoy es reforzar EB como organización de izquierdas, federal y vinculada con IU Federal", descartando "cualquier alianza o coalición global" con otros partidos.

Sin embargo, se asume que se puedan alcanzar acuerdos puntuales con otras fuerzas sobre "propuestas y reivindicaciones concretas en el ámbito global".

Asimismo, defendió la "unidad de acción desde la izquierda" frente al "polo regresivo" económico y social del PNV, PP y PSE en la lucha contra la crisis.

Respecto a los pactos municipales, como el que mantienen con el PNV en el Ayuntamiento de Bilbao, la Convención Política abogó por "recuperar un discurso propio en las instituciones" incluidos los Consistorios en los que formen parte del Equipo de Gobierno.

"Ningún pacto puede ser interpretado como una hipoteca en nuestra libertad de actuación y de expresión. Y la gestión no puede ocultar nuestra aspiración legítima a reivindicar nuestras ideas y a defender los derechos de nuestra parte social", señaló.

Pese a todo, Arana advirtió que el caso concreto del Ayuntamiento de Bilbao no fue tratado ayer en la Convención Política y reiteró la responsabilidad y capacidad de decisión de la asamblea local de la capital vizcaína, que deberá seguir "con su proceso de evaluación" constante del pacto alcanzado con el PNV.

Asimismo, defendió que la posibilidad de que se rompa el pacto de Gobierno en Bilbao o que éste se mantenga hasta el final de la legislatura municipal sigue siendo la misma hoy que ayer, antes de esta Convención Política.

En el apartado organizativo, indicó que la formación afrontará un proceso de refundación "similar al de IU" para dar "un nuevo impulso" a EB-Berdeak. De igual modo, señaló que se buscará "estrechar las relaciones" con IU Federal y su propio proceso de refundación.

Arana también aseguró que la Convención Política estimó necesario que sea "una constante" el contacto entre la dirección de EB y sus bases.

En este sentido, la Presidencia de Ezker Batua constituirá en un mes una Comisión Electoral para iniciar las labores de creación del correspondiente Programa Electoral mediante la aportación de las asambleas locales y de "personas de nuestro entorno, agentes sociales, vecinales y sindicales"

"La Convención Política que celebramos ayer sirvió para darnos cuenta de que EB sigue teniendo un papel que jugar en la sociedad vasca. La izquierda representa hoy la única esperanza para liderar políticas de justicia social y de redistribución más justa de la riqueza", agregó.

Además, precisó que "la supeditación" del PSE-EE al PP y "la coincidencia táctica de ambos con el PNV "en la defensa de una misma política económica, fiscal y social responsable de la actual crisis económica" obliga a EB-Berdeak a "reforzar las señas de identidad de la izquierda".

La Convención Política de EB-Berdeak reunió ayer en Bilbao al Consejo Político y a representantes de todas las asambleas, que debatieron y aprobaron la citada Ponencia Política con 84 votos a favor y una abstención.