Batet admite que la solución en Cataluña "no está cerca" pero insiste en que no hay "alternativa" al diálogo

Celebración en Bilbao de la quinta reunión del Consejo de Lenguas Oficiales
H.Bilbao - Europa Press
Publicado 17/12/2018 12:04:41CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha señalado que la "crisis territorial" que afecta a España no tiene una solución "rápida" ni "sencilla". Aunque admite que el final a este problema "no está cerca", ha defendido que "no hay alternativa" a la política de acercamiento emprendida por el Ejecutivo socialista.

"La solución va a llevar mucho tiempo, no es algo sencillo de unos meses, pero ¿qué alternativa hay al uso de la palabra de las instituciones?", se ha cuestionado la ministra, para subrayar que "no hay alternativa".

"Depende de muchos factores si hiciéramos el esfuerzo de caminar en una misma dirección, respetar al otro, potenciar la convivencia y bajar la crispación, seguro que la solución estaría mas cerca", ha señalado la ministra en declaraciones en RNE, recogidas por Europa Press.

"Cuantos más partidos, más sectores se sumen a ese camino de bajar la tensión, más rápida será la solución", ha resumido Batet, admitiendo que la solución "no está cerca" y tiene que involucrar a distintas instituciones y sectores.

Para la titular de Política Territorial esta crisis "la concurrencia de todos". "Es un problema amplio de toda una sociedad, no de unos dirigentes políticos", ha alegado.

Sobre la posibilidad de aplicar el artículo 155 en Cataluña, la ministra ha eludido esta cuestión, asegurado que la responsabilidad del Gobierno como "poder ejecutivo" es la de hacer política y dialogar", recalcando que siempre que este proceso se produzca dentro de un marco "constitucional". "El principio de legalidad y el Estado de Derecho no es negociable", ha dicho.

"Eso se garantiza antes que cualquier cosa, el Gobierno de España lo tiene clarísimo", ha dicho, defendiendo que el Ejecutivo ha actuado cuando la Generalitat ha tomado decisiones fuera del ordenamiento jurídico. "El Gobierno va a velar para que cumpla la ley y el Govern cumpla con sus competencias", ha subrayado.

Ha cargado contra los que reclaman "mano dura" en Cataluña, a estos sectores se ha dirigido la ministra para preguntarles cual es "la vía adecuada". "El acercamiento es la única vía que nos acerca a la solución del problema de fondo", ha defendido, quitando hierro a las voces de los barones del PSOE que han alertado del auge de la ultraderecha por la cuestión catalana.

"La política del Gobierno de España es clara y compartida por todos los socialistas", ha zanjado.