Actualizado 13/05/2008 13:25 CET

Carod (ERC) augura que el trasvase se acabará usando más para abastecer al Camp de Tarragona que a Barcelona

Advierte de que el Gobierno catalán no podrá aceptar un sistema de financiación que no sea el previsto por el Estatuto

BARCELONA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, auguró hoy que la tubería para prolongar el minitrasvase del Ebro hasta Barcelona para afrontar la sequía se acabará utilizando más para abastecer al Camp de Tarragona desde la desalinizadora de Cunit (Tarragona) que no a la capital catalana, por lo que defendió que debe construirse la infraestructura pese a las lluvias de los últimos días.

Después de que los alcaldes de ERC de las Terres de l'Ebre (Tarragona) reclamaran que se congelara la obra tras el episodio lluvioso, Carod apuntó que "puede pasar que se construya esta tubería pero que nunca se utilice para llevar agua del Ebro hacia Barcelona, sino todo al contrario. El Gobierno desea que sea así".

En declaraciones a Com Ràdio recogidas por Europa Press, opinó que "las tuberías se deben hacer" ante el "peligro de que en cinco meses la mayoría de catalanes se queden sin agua".

"Los países modernos son los que avanzan", aseveró Carod, que añadió: "Seríamos un gobierno poco serio si confiáramos que si llueve un poco más ya lo tenemos resuelto".

Además, el vicepresidente de la Generalitat advirtió que el Gobierno "no podría aceptar de ninguna manera un sistema de financiación que no fuera el previsto" por el Estatuto. "Que no nos vengan ahora con según qué historias de que debemos estar todos de acuerdo", alertó Carod.

Opinó que el presidente de la Generalitat, José Montilla, "ha puesto al Gobierno de Cataluña y al país en su sitio" al exigir un nuevo modelo de financiación más justo para Cataluña en los plazos establecidos por el Estatuto.

"No es sólo que Cataluña no pueda esperar más, es que hay una ley", dijo en referencia al Estatuto.