Casado asegura que su "compromiso" es volver a la Ley del Aborto de 1985

Publicado 29/10/2018 0:04:28CET
Eduardo Briones - Europa Press

Rechaza que haya un giro a la derecha en el PP: "No hemos radicalizado ningún discurso"

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este domingo que su "compromiso" es volver a la Ley del Aborto de 1985 porque, según ha recalcado, abortar no es un "derecho" y la norma que impulsó el Gobierno de Felipe González contaba "con el acuerdo de los dos grandes partidos" y la "aceptación" de la "mayoría de la sociedad".

En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, Casado ha indicado que la Ley interrupción voluntaria del embarazo que aprobó en 2010 el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero "reconoce el aborto como un derecho" y ha recalcado que también está el "derecho a vivir del no nacido".

Es más, el líder del PP ha calificado de "excesiva" la opción de poder abortar hasta la semana 22 de gestación -la ley vigente dice que si existe "grave riesgo para la vida o salud de la embarazada"-- y ha recalcado que sería "bueno" que puedan disponer de "información" y "recursos" para apoyar a las mujeres que tienen que tomar una decisión de ese calibre.

Casado ha recordado que ya anunció en la campaña de primarias del PP que era partidario de volver a la Ley de 1985, que despenalizaba el aborto en tres supuestos (grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la madre; en caso de violación; y si el feto va a nacer con taras o malformaciones) y que en España había tenido "gran aceptación por parte de la mayoría de la sociedad".

El presidente del PP ha señalado que desde 1985 se han practicado unos dos millones de abortos que "han costado unos mil millones de euros". "¿Por qué no empleamos recursos para apoyar la maternidad?", ha exclamado, para señalar que la ley de supuestos se "asemeja mucho" a la que hay en otros países del entorno europeo.

"MIRAR AL FUTURO" Y NO A FRANCO

También ha criticado que el Gobierno de PSOE haya apostado por la exhumación del dictador Francisco Franco, un asunto que "no era relevante ni urgente". A su entender, es una "pérdida de tiempo" y hay que mirar al futuro en vez de "levantar heridas". Así, ha indicado que él dejaría a Franco en el Valle de los Caídos y "no gastaría un euro en desenterrarlo ni en volver a enterrarlo".

Al ser preguntado si se considera feminista, ha afirmado que es liberal y confía en la persona "tenga la orientación, procedencia o género que tenga", dado que no le gustan las "etiquetas". "Si feminista es defender la igualdad entre hombres y mujeres, claro que sí", ha proclamado, si bien ha dicho que no tiene "muy claro que "a veces se proyecte así" sino con "reivindicaciones" que ya están conseguidas en España.

Casado ha rechazado que haya un giro a la derecha en el PP sino que van a defender sus "principios y valores". "No hemos radicalizado ningún discurso", ha enfatizado el presidente de los 'populares', para agregar que el centro "no es moverse de sitio" sino "ampliar espectro electoral". Además, ha indicado que las encuestas dan "mejor" al PP que hace unos meses.

En cuanto a si considera a Vox un partido de extrema-derecha, Casado ha señalado que él no define al resto de partido y ha añadido que hay que comparte con ellos como la unidad de España y otras que no, como querer suprimir las autonomías. "A mi me gusta el Estado Autonómico", ha resaltado.