Actualizado 22/12/2009 15:14 CET

La lotería pasa de largo por Navarra

PAMPLONA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las administraciones de lotería en Navarra no vendieron ninguno de los premios del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad celebrado esta mañana en Madrid. Ninguno de los números asignados a la Comunidad foral fue cantado por los niños de San Ildefonso ni en el Gordo, ni en los posteriores segundo, tercero, cuartos y quintos premios.

Las administraciones navarras han vendido este año 30.333.200 euros de los 35.306.400 euros asignados a la Comunidad foral en el sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, según informó a Europa Press la delegación navarra del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE). Así, cada navarro ha gastado un media de 48,8 euros.

Las ventas de lotería de Navidad han descendido un 2,75 por ciento en Navarra. Sin embargo, la responsable de la delegación provincial del ONLAE, Cristina García, explicó que las administraciones "están contentas" con las cifras y apuntó que en el descenso "ha podido influir el cierre de una administración en Villava".

A cada navarro se le había asignado este año una media de 56,91 euros en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, algo menos de la media española, que se situó en 70,37 euros.

El primer premio del sorteo de este martes, el 78.294, dotado con tres millones de euros, se cantó a las 11.38 horas y se vendió íntegramente en Madrid.

El segundo premio, el 53.152, se vendió en Getafe, y el tercer premio, el 10.104, en Soria. Los dos cuartos premios cayeron en los números 29.013 y 69.393 y los quintos fueron para los números 77.607, 43.802, 51.972, 49.271, 57.580, 31.821, 6.679 y 34.030.

El año pasado, la suerte también pasó de largo de largo por Navarra, donde no cayó ningún premio. Fue en 2007 cuando un cuarto premio, el 69.200, se vendió en Pamplona, en la Administración número 6. Fue un premio muy repartido entre particulares y empresas.

En toda la historia del sorteo, el Gordo de Navidad ha caído en cuatro ocasiones en la Comunidad foral. Tres fueron en Pamplona los años 1829, 1853 y 1974, y uno en Alsasua, en 1973.