PDeCAT cree que Sánchez cede al "chantaje de Guerra y González" y ya quiere elecciones tanto como PP y Ciudadanos

Debate en el Congreso sobre la senda de estabilidad presupuestaria del Gobierno
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Actualizado 12/02/2019 20:55:32 CET

Montero les acusa de impedir una solución dialogada porque les da réditos llevar el conflicto a un "callejón sin salida"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El PDeCAT ha acusado este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de haber "cedido al chantaje" de los exdirigentes socialistas Felipe González y Alfonso Guerra, y de querer la convocatoria de elecciones tanto como el presidente del PP, Pablo Casado, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Así lo ha asegurado el portavoz económico del PDeCAT, Ferrán Bel, durante su intervención en el Pleno del Congreso, en la que ha defendido la enmienda de totalidad presentada por su formación a las cuentas públicas.

Bel ha reiterado en varias ocasiones que el Gobierno aún está a tiempo de volver a la posición que mantenía el pasado miércoles, cuando, ha señalado, se estaba "cerca" de cerrar las negociaciones abiertas con el Gobierno catalán.

Según el PDeCAT, "algo pasó el jueves" que impidió alcanzar un acuerdo. "Le pido que retornen al miércoles por la noche, estamos a tiempo, y retiraremos la enmienda si podemos cerrar lo poquito que hacía falta", ha garantizado.

El portavoz de la antigua Convergència ha sugerido que lo que pasó y frustró el acuerdo fue que Sánchez cedió a un "chantaje", pero no de los independentistas, que lo que quieren es dialogar, sino de Guerra y González. Es por eso que, desde su punto de vista, ahora el PSOE "quiere elecciones tanto como Casado y Rivera".

NO ESCUCHA A SUS SOCIOS

"Ustedes ceden a presiones, pero no de los independentistas, ustedes no estaban cediendo nada, estaban posibilitando el diálogo y una salida política", ha apuntado.

Bel ha reconocido a Sánchez haber tenido "la valentía de reconocer que en Cataluña hay un problema político", pero ha lamentado que, en lugar de escuchar a sus socios que posibilitaron su llegada a Moncloa apoyando la moción de censura, ahora esté más cerca de quienes en el primer semestre de 2016 "le pedía que invistiera presidente a Mariano Rajoy", es decir, "los Casados, los Riveras, los Guerra y los González".

Pese a todo, Bel ha insistido en que el Gobierno tiene "tiempo de rectificar". "No les pedimos que vayan donde no han estado, sino que hagan el ejercicio de volver al jueves", ha remarcado, incidiendo en que hay que abrir un "diálogo franco y sin limitaciones". "Después, los acuerdos ya llegarán, no les pedimos que renuncien a nada y tampoco nos lo pueden pedir a nosotros", ha dicho.

VUELVAN DONDE ESTABAN

"Si vuelven donde estaban y cerramos poder hablar de todo, esto será muy fácil", ha añadido, reclamando a los socialistas que ni escuchen a quienes piden elecciones ni responsabilicen de las mismas a los independentistas si finalmente se adelantan.

Así, tras reprochar al PSOE que no se haya dirigido a ellos para negociar "ni un céntimo ni una coma" del proyecto de Presupuestos, ha dejado claro que si prosperan las enmiendas de totalidad no será responsabilidad de los independentistas, sino del Gobierno. "Intuyo que quieren elecciones tanto como Rivera y Casado", ha concluido.

En su réplica, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha reproducido parte de los argumentos que había esgrimido previamente en su 'duelo' con el portavoz de ERC, Joan Tardà. Así, ha insistido en que, "para que un diálogo sea real y honesto tiene que partir de lo posible y lo creíble", y en que los independentistas sabían "desde el primer momento el Gobierno no iba a poner en le orden del día el derecho de autodeterminación".

SON USTEDES LOS QUE SE LEVANTAN DE LA MESA

Montero ha reivindicado la actuación del Ejecutivo con respecto a Cataluña, su intento de recomponer "los puentes que se habían dinamitado, restaurar los afectos y recomponer la cordura" e incluso ha insistido en que se podrían "realizar aún más avances" si los independentistas abandonan su posición actual.

"Pero si supeditan el diálogo a que se ponga en el orden del día el derecho de autodeterminación no hay margen para la discusión, son ustedes los que se levantan de la mesa. Sabían que ahí no nos iban a encontrar", ha aseverado.

En este punto, la ministra ha dicho tener la sensación de que los independentistas "quieren terminar en un callejón sin salida". "No sé si eso les da rédito electoral, pero están impidiendo, unos y otros, que se cierre la crispación y que haya una solución dialogada al conflicto con Cataluña", ha apostillado Montero.

Como colofón, ha avisado al PDeCAT de que, como ERC, tendrá que explicar por qué votan "con Ciudadanos y el PP para frenar el avance de este país". "Si mantienen su enmienda están cerrando una de las puertas que les queda y cometiendo un grave error, reflexionen no se autoexcluyan de la negociación", ha concluido Montero.

Contador