Rivera llama a Sánchez "Mister Bloqueo" y le avisa de que si se niega a hablar con todos, no habrá gobierno

Publicado 10/10/2019 13:07:05CET
Albert Rivera (Cs)
Albert Rivera (Cs) - EUROPA PRESS

Afirma que el líder del PSOE es "un escollo para el acuerdo" y reclama que él y Casado se comprometan también a no bloquear

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha descrito al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, como "Mister Bloqueo" y ha avisado de que si se niega a hablar los partidos tanto a la izquierda como a la derecha del PSOE, no habrá gobierno y el país no se pondrá en marcha.

"Sánchez no puede decir no a un acuerdo con (Pablo) Iglesias, no a un acuerdo con la oposición, no a todo. Es Mister No, es Mister Bloqueo", ha declarado en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press.

Rivera se ha preguntado "cómo se saca un país adelante si no quieres hablar con nadie", ni con tus "socios", Podemos, ni con el PP y Cs. "Por eso Sánchez es un problema, porque es un escollo para el acuerdo", ha concluido.

El líder de la formación naranja ha reiterado su oferta de alcanzar pactos de Estado en torno a diez grandes asuntos para evitar un nuevo bloqueo político tras las elecciones generales de noviembre en el caso de que gane el PSOE.

"Se puede discrepar de si son más necesarias o hacen falta otras o lo que sea", pero es "innegable" que "las grandes reformas de país solo salen con mayorías muy amplias", ha subrayado.

"CHANTAJE INACEPTABLE" CON LAS ENTREGAS A CUENTA DE LAS CCAA

Por otro lado, ha criticado la postura del Gobierno sobre las entregas a cuenta pendientes de abonar a las comunidades autónomas. En su opinión, Sánchez hizo "un chantaje inaceptable" con esta cuestión al pedir ser investido presidente tras los comicios de abril si las autonomías querían "cobrar lo que es suyo" para financiar los servicios públicos.

Rivera ha justificado el cambio de estrategia de Ciudadanos porque ahora, a su juicio, "la mayoría de los españoles, más allá de a quién han votado", piden a los políticos que pongan en marcha la legislatura y no bloqueen.

Además, ha defendido que Cs ya propuso en septiembre al candidato socialista abstenerse en su investidura junto al PP a cambio de varias exigencias sobre Cataluña, el Gobierno de Navarra y la política económica. Pero Sánchez "no quería negociar nada", ha lamentado.

De hecho, considera que actualmente el presidente mantiene la misma posición y sigue negándose a aceptar condiciones. "Ayer decía que quiere el gobierno gratis, que se tienen que abstener los demás partidos", ha indicado.

NO ESTARÁ JUNTO A SÁNCHEZ EN UN GOBIERNO

Lo que espera Rivera de los candidatos del PP y del PSOE a la Moncloa es que asuman el compromiso de "llegar a acuerdos para que España no siga bloqueada" tras los comicios, tanto si obtienen la victoria como si están en la oposición, y de alcanzar pactos sobre las pensiones, la educación o la natalidad, entre otros temas.

Asimismo, ha insistido en que no va a compartir gobierno con Sánchez y que ese no es su objetivo: "No me gustan sus políticas, no me gusta lo que ha hecho y no me fío de Sánchez".

Lo que sí cree es que "muchos votantes socialistas estarían más cómodos hablando de cuestiones de Estado con Cs y el PP que con (Quim) Torra y (Arnaldo) Otegi". Por eso, ha reclamado al PSOE que "vuelva al constitucionalismo y a los pactos de Estado".

APOYARSE EN VOX NO ES IGUAL QUE USAR LOS VOTOS DE BILDU

Sobre la exigencia que planteó al PSOE en septiembre de que rompiera su acuerdo de gobierno en Navarra, Rivera ha aclarado que nunca propuso que los socialistas dejaran de gobernar Navarra, sino que lo hicieran junto a Navarra Suma (UPN, PP y Cs) y no con partidos nacionalistas y de izquierdas.

Cuando le han preguntado si Ciudadanos rompería sus acuerdos con el PP en distintas comunidades autónomas donde se apoyaron en los votos de Vox, Rivera ha respondido que no es la misma situación que en Navarra porque allí el PSN "se está apoyando en Batasuna", en referencia a EH Bildu.

Por último, Rivera ha restado importancia a la bajada de su partido en las encuestas electorales y ha asegurado que entra en la precampaña con fuerza y con ganas de movilizar a los antiguos votantes de Cs, porque el "gran riesgo" es "la abstención del votante centrista, liberal y de clase media".

En cuanto a su futuro como líder de la formación naranja si obtienen un mal resultado el 10 de noviembre, ha dicho que él está en política porque le "apasiona" España y no le mueve "el apego al sillón, a un escaño o a un cargo". Además, ha señalado que la política es una "vocación", no una profesión, y que él trabajaba antes como abogado.

Contador