1-N.- CiU mantiene una ventaja de 5,6 puntos y 14 escaños sobre el PSC, según un sondeo de 'La Vanguardia'

Actualizado 26/10/2006 12:51:00 CET

BARCELONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

CiU mantiene una ventaja de 5,6 puntos y de hasta 14 escaños sobre el PSC a una semana de las elecciones autonómicas, según una encuesta que publica hoy 'La Vanguardia'. No obstante, respecto al sondeo anterior de este mismo medio, la federación nacionalista sufre un leve retroceso y pierde algo más de un punto y dos diputados.

La encuesta, realizada entre el 19 y el 23 de octubre, apunta que CiU obtendría un 34% de los votos y entre 50 y 52 escaños mientras el PSC se quedaría con un 28,4% de los votos y entre 38 y 40 diputados. Con estos resultados, el PSC perdería casi tres puntos y cuatro escaños respecto a las elecciones 2003, cuando obtuvo 42 escaños.

Por su parte, ERC mantiene la tendencia a la baja que le pronosticaban anteriores sondeos y se sitúa ahora en torno al 12,5% de los votos, con un horizonte parlamentario de entre 17 y 19 escaños, entre 4 y 6 menos que en 2003.

Según esta encuesta, el PP se sitúa en el 10,2% de los votos, lo que supone casi dos puntos y dos escaños menos que en las pasadas elecciones catalanas (15 representantes), por lo que se quedaría con 13 diputados.

Finalmente, ICV apunta una mejoría respecto a los últimos comicios y podría ganar entre 3 y 4 diputados, con un 10,9% de los votos. En cuota electoral, la expectativa de ICV supone un crecimiento de 3,6 puntos, con lo que pasaría de 9 escaños a entre 13 y 15 diputados.

Por circunscripciones, CiU obtendría ahora hasta cuatro escaños más en Barcelona, mientras que el PSC cedería un máximo de dos. Por su parte, ERC perdería tres y el PP, dos. En cambio, ICV sumaría tres. En Girona, los republicanos cederían un diputado, cuya adjudicación se disputarían CiU e ICV.

En Lleida, los cambios serían algo más notables. ICV obtendría representación a costa del PSC, pero CiU sumaría también un diputado a costa del tercero de PSC o ERC. Finalmente, en Tarragona ICV podría obtener un segundo escaño arrebatándoselo a ERC.

FIDELIDAD DEL ELECTORADO.

La clave del éxito electoral de CiU se asienta sobre la elevada fidelidad de sus electores. Así, el 87% de quienes votaron a la federación nacionalista en 2003 tiene intención de hacerlo de nuevo. Además, la formación liderada por Artur Mas gana votos de PSC (12%), ERC (19%) y PP (17%).

Por contra, la fidelidad del voto al PSC es mucho más baja y sólo el 68% de quienes le votaron en 2003 lo volverán a hacer el próximo 1 de noviembre. Además, según el sondeo, el PSC pierde un 12% de sus votos en favor de CiU, un 8% se desvía hacia ICV y un 4% hacia Ciutadans.

La tasa de fidelidad de ERC es también baja y sólo dos de cada tres de sus votantes de 2003 votarán a esta formación. En cambio, el 19% lo hará por CiU, el 5% por el PSC y el 7% por ICV. El PP mantiene una tasa de fidelidad similar. El 65% de sus anteriores votantes mantendrá su apoyo a Josep Piqué, pero un 17% se inclina en esta ocasión por CiU y un 13% apuesta por Ciutadans.

Finalmente, ICV mantiene una elevada fidelidad entre sus votantes de los comicios del 2003 --de hasta el 86%-- y a ello se añade que gana un 8% de los anteriores electores del PSC y un 7% de quienes votaron a ERC en 2003.

En cuanto a la fórmula de Gobierno que prefieren los catalanes, una coalición entre PSC y CIU --'sociovergència'-- es la más deseada y contaría con el apoyo del 33% de los ciudadanos, mientras un 22% apuesta un nuevo gobierno tripartito. Sin embargo, sólo un 30% de los votantes del PSC y un 37% de los votantes de ERC apoya esta opción, que recibe el respaldo mayoritario --60%-- de los electores de ICV.

La encuesta también pone de relieve las preferencias de los catalanes por cada candidato y señala que el 43% de los votantes prefiere a Mas y el 37% a Montilla.

Los votantes de CiU y PP se inclinan por Mas y los de PSC e ICV lo hacen por Montilla, mientras que los de ERC están divididos, aunque se decantan en mayor medida por Mas. Uno de los datos destacables del sondeo es que uno de cada cinco votantes socialistas del 2003 declara que prefiere a Mas como próximo presidente de la Generalitat.

SOLO APRUEBA LA CAMPAÑA DEL PSC.

Respecto a la campaña que están llevando a cabo los distintos partidos, el PSC es la formación que obtiene una puntuación más elevada, con un 5,3 de promedio, convirtiéndose en el único partido que merece el aprobado. Además, no sólo los votantes del PSC aprueban la campaña de esta formación, sino también los votantes de CiU y ERC.

En segundo lugar, con una nota de 4,9, aparece la campaña que está realizando CiU, que aparece bien valorada por sus votantes, pero no por el resto de los electores, que le otorgan un suspenso. A continuación, y con una nota de 4,7, se sitúa la campaña de ICV-EUiA, mientras las campañas de ERC y PP son las peor valoradas con un claro suspenso a pesar de que las aprueben sus respectivos votantes.

MARAGALL, EL MEJOR VALORADO.

Respecto a la valoración de los líderes políticos en Catalunya, el más valorado sigue siendo Pasqual Maragall, con una nota de 5,5 sobre 10, a quien le sigue Josep Antoni Duran Lleida, que obtiene un 5,4, y algo por detrás, con una calificación de 5,2, se encuentran Artur Mas y Joan Saura.

También en el terreno del aprobado se sitúa José Montilla, con un 5,0, nota que mejora ligeramente su puntuación anterior. Los dirigentes de ERC Joan Puigcercós y Josep Lluís Carod-Rovira suspenden con un 4,8 y un 4,3, respectivamente, y el presidente del PP catalán, Josep Piqué, obtiene una nota del 3,5.