ETA.- Rajoy, sin confirmación o desmentido sobre la reunión Gobierno-ETA y "estupefacto" por comparecencia de Rubalcaba

Actualizado 20/12/2006 19:37:29 CET

El líder del PP no cambiará los ejes del discurso que llevará a La Moncloa por esos contactos, aunque crea que ahora no es el momento

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno no ha hecho llegar al presidente del PP, Mariano Rajoy, ninguna confirmación o desmentido de las noticias que apuntan a que, el pasado jueves, se produjo la primera reunión oficial de representantes del Ejecutivo y de ETA. Además, según apuntaron fuentes de su entorno, se ha manifestado "estupefacto" con la comparecencia pública del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la que se limitó a decir que no había información relevante sobre el proceso de paz que ofrecer a los grupos parlamentarios.

Según añaden esas mismas fuentes, la "estupefacción" del líder de la oposición atañe también al modo en que se convocó la reunión que mantendrá, el próximo viernes, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, puesto que la cita se cerró a través de las secretarias de ambos y cuyos detalles fueron dados a conocer por La Moncloa a la prensa antes que al propio Rajoy.

Y esa misma "estupefacción", continúan, se extiende al hecho de haber conocido a través del diario 'El Correo' que representantes gubernamentales han tenido ya un primer contacto con la banda etarra, además de a la comparecencia pública que, esta misma mañana, protagonizó el ministro Rubalcaba.

En esa rueda de prensa, el titular de Interior no quiso desmentir ni confirmar esa reunión y optó por señalar una y otra vez, fuera cual fuera la pregunta que recibiese por parte de los periodistas, que aún no había "información relevante" para trasladar a los grupos parlamentarios que, según específico, serán los primeros en conocer cualquier novedad de importancia en el proceso de paz.

NO HAY CONTEXTO PARA REUNIONES CON ETA

En cualquier caso, las fuentes del entorno de Rajoy consultadas se remiten a las afirmaciones que ha venido haciendo a lo largo del día el secretario general del PP, quien ha advertido de que no resulta "compatible" negociar con la banda terrorista y, al mismo tiempo, sentarse con el Partido Popular.

Los argumentos que se esgrimen desde el principal partido de la oposición es que Rajoy ya comunicó al presidente del Gobierno en la reunión que ambos mantuvieron en marzo --días después de que se decretara el 'alto el fuego'-- que él era partidario de contactar con ETA a fin de verificar si, realmente, estaban dispuestos a dejar las armas.

Y, en esta línea, los 'populares' insisten en marcar diferencias entre "verificar" las intenciones de la banda y entrar a "negociar", opción que rechazan incluso con Batasuna: De hecho, el propio Rajoy avisó ayer a Zapatero a través de los medios de comunicación de que no podrá respaldar su política antiterrorista si no renuncia a cualquier tipo de negociación con la formación ilegalizada por el Tribunal Supremo.

Asimismo, las fuentes antes citadas hacen hincapié en que, actualmente, no se da el contexto adecuado para celebrar reuniones con una banda terrorista ni siquiera para constatar su voluntad de desaparecer, puesto que hay "violencia".

RAJOY MANTENDRÁ SU DISCURSO

Por otro lado, desde el entorno de Rajoy se resalta que lo acontecido esta semana y las noticias de las últimas horas no cambiarán el discurso que tiene previsto esgrimir en La Moncloa en su cita con Rodríguez Zapatero.

Así, Rajoy ya ha adelantado que le dirá al jefe del Ejecutivo, entre otras cosas, que rechaza cualquier negociación o precio político para que ETA deje de matar; que entiende que los cambios de criterio de la Fiscalía en casos que afecten a ETA o su entorno son "cesiones políticas"; que la Fiscalía debería "comenzar a trabajar" para evitar que Batasuna pueda presentarse a las elecciones a través de 'listas blancas' y que, para el PP, Navarra y el derecho de autodeterminación no son asuntos a tratar con la banda etarra o Batasuna.